Sígueme desde tu Email

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Búscame en Bryant Park

Si tuviera que elegir un parque urbano, ese sería Bryant Park... a dos pasos del cruce de la 42 con la Quinta 


Está situado entre la Quinta y la Sexta Avenidas, y entre las calles 42 y la 40, es decir, en el corazón de Manhattan. Un pequeño pulmón verde con forma rectangular y aire de jardín francés, rodeado de rascacielos, al sur de Central Park. Se inauguró en 1843 con el nombre de Reservoir Park. Diez años después, se celebró allí la Primera Exposición Universal americana, construyéndose un Palacio de Cristal, destruido tras un incendio. El diseño que vemos hoy, su trazado, jardinería, fuentes, senderos, etc, es proyecto del Arquitecto Urbanista Robert Moses ( 1888-1981) en el año 1930. Su nombre es homenaje al poeta  William Cullent Bryant. En 2002 se dispuso de acceso libre a Internet Wifi, por lo que fue el primer Wireless Park de la gran Manzana.


El parque tiene acceso libre a cualquier hora, de día y de noche, funcionando como un gran salón urbano. Un explanada verde, con cuidado césped a modo de alfombra, sin senderos internos facilita el descanso y solaz de los neoyorquinos. Paseos perimetrales entre los árboles permiten las zonas de sombra, alejan el ruido del tráfico, y facilitan el contacto entre los ciudadanos. El parque es, además, lugar de encuentro para ejercicios colectivos de yoga, taichi, pilates, body balance, etc, resultando una experiencia muy divertida.


 Entre Bryant Park y la Quinta Avenida se sitúa la Biblioteca Pública de New York, inaugurada en 1895. Una de las mayores del mundo. Dicen que si algún libro no está en la Public Library de NYC es que no se ha editado. Escenario de numerosas películas, tiene un gran aura de misterio. Allí están los libros más raros publicados, incunables únicos que alimentan la imaginación... aquellos que restauraba Wren, el Bibliotecario del sótano, cuando el famoso detective Aloysius Pendergast acudía a él para buscar pistas de algún asesinato, y éste le saludaba en el mejor estilo de Charles Baudelaire...." Bon jour Mr. Pendergast, mon hipocrite lecteur, ¿qué viene buscando esta vez?..." 


En el parque se celebran numerosos acontecimientos públicos multitudinarios, entre ellos el Festival Internacional de Cine de Verano Bryant Park, el Salón de la Moda de New York, conciertos musicales, teatro, etc 
  
                                            
 Carly Simon, en directo..."You´re so Vain"... ¿ Quién no recuerda esta canción...?

Durante el invierno, además del gigantesco abeto iluminado y carruseles para niños, se instala sobre el césped una gran pista de hielo, similar a la de Rockefeller Plaza, rodeada de bares calefactados, las famosas Reading Room o pequeñas bibliotecas ambulantes, espacios para juegos de niños, campeonatos de ajedrez, backgammon y todo tipo de actividades colectivas que tienen gran arraigo en la ciudad


Sus célebres sillas y mesas de hierro esmaltadas en color verde, son típicas del Parque. Debido a su diseño el parque era llamado "Le Petit Luxemburgo", en recuerdo al palacio del Senado francés. Hay cientos de ellas, están sueltas y nadie se las lleva. Nunca hay problema para conseguir una. Son objeto codiciado y disponen de denominación de origen. Tras ser usadas durante 1 año, para que tengan su caché, se pueden adquirir por Internet, o directamente en el Ayuntamiento de NYC por 125 dólares. Dada la gran demanda, tanto nacional como internacional, siempre son sillas nuevas y los ingresos se dedican a los costes de mantenimiento del Parque. Nuevamente los neoyorquinos nos dan una lección de cómo mantener un espacio público a coste cero. 


Pero uno de los principales atractivos del Parque es la arquitectura que le rodea. En este lateral, la calle 40, podemos admirar el precioso edificio American Radiator Building, Monumento histórico desde 1980. Una impresionante Torre Art Deco del año 1924 (¡¡¡) diseñado por los Arquitectos Raymond Hood y André Fouilhoux en ladrillo negro y pintura oro. Hoy día es el exclusivo Hotel Bryant Park, dotado con 130 habitaciones y un teatro en la planta calle. Detrás de él se puede ver el Empire State Building, pocas calles más allá. ¿ Habrá mejor perspectiva que ésta?


En el lateral opuesto, la calle 42, podemos ver también otro admirable rascacielos proyectado por la oficina SOM ( Skidmore, Owens and Merrill, Architects), con sede en Chicago, fundada en 1936 y con obra por todo el mundo. El Grace Building fue construido en 1974 con fachada revestida en mármol travertino. Su elegantísima concavidad asintótica hacia el cielo es ya una forma icónica en la ciudad. Detrás se puede ver la reciente Torre del Banco de América, un precioso rascacielos de vidrio con volumen facetado, diseñado por Cookfox Architects, finalizado en 2009 y premiado como el Mejor Edificio Alto de América en 2010



En esta imagen  podemos admirar los tres pesos pesados de la calle 42: el Grace Building, el rascacielos 500 Fifth Avenue, que hace esquina con la Quinta (y primera entrada en este blog) y un poco más allá la maravillosa Torre Chrysler, haciéndo esquina con Lexington Avenue. Fantástico edificio Art Deco, de 1930 diseñado por el Arquitecto William Van Alen.



Pero Bryant Park es, ante todo, un parque lleno de romanticismo, que ha inspirado a numerosos, pintores, poetas y cineastas. Como Woody Alen cuando mantiene con Diane Keaton esa hilarante escena en la película " Misterioso asesinato en Manhatttan"

Los días del próximo Diciembre, y sobre todo en Navidad, en los que New York es aún más bella, podremos ver esta imagen de las sillas nevadas en la acera de la 42. Y desde allí caminaré otra vez hasta la esquina con la Quinta, pensando que ya ha pasado otro año... 

¿Venís conmigo?