Sígueme desde tu Email

jueves, 26 de diciembre de 2013

Feliz Año 2016 a.C. / Feliz Año 2016 d.C.

Feliz Año 2016 d.C...¡¡¡ 
(según el calendario Gregoriano, claro...)

Es decir, el 2016 del Anno Domini, de la era cristiana...
Pero el 2769 Ab Urbe Condita según el calendario del Imperio Romano...
El 4713 según el calendario Chino, año del Mono... 
El 1439 musulmán, el 5118 del Kali Yuga Hindú...
El 1395 año persa. el 2266 año Rúnico sueco medieval...
Y el 5777 del calendario Hebreo, que fija el comienzo del Génesis, es decir la creación del mundo, durante el domingo 7 de Octubre del 3761 a.C.

Por otro lado, si nos vamos a la simetría de la Historia Universal, tendríamos también un Feliz Año 2016 a.C. en pleno renacimiento de los pueblos sumerios, tras la caída de los Gutti. Estaríamos en la III Dinastía de Ur. Gobernaba en Sumeria y Acad por aquel tiempo el Rey Shu-Sin. Se iniciaba así un tiempo de progreso con el máximo esplendor de las ciudades de Ur y Lagash. Se había terminado la construcción del impresionante Zigurat de Ur,  que seguro formó parte del paisaje visto por Abraham, Padre, Patriarca y Profeta del Judaísmo, Cristianismo e Islam, cuyos restos descansan en Hebrón-Cisjordania. 
Hoy día la antigua Ur es la próspera Nasiriyah, junto al rio Eufrates, población que jugó un papel muy activo en la reciente Guerra de Iraq.

Zigurat de Ur-Nasiriyah-Iraq ( Foto Google)
                                                            
Mientras tanto en Egipto estaban en la XI Dinastía, bajo el reinado de su quinto Faraón Mentuhotep II ( 2046-1995 a.C.) hijo de Intef III. Tras la reunificación de todos los pueblos del Norte y el Sur, estableció la capital en Tebas, hoy la turística Luxor. 
Coronado con el nombre de Nebhepetre, dio entrada al Imperio Medio viviendo un tiempo próspero de paz de 50 años de reinado. Podemos admirar su imagen en la extraordinaria estatua sedente policroma del Museo Egipcio de El Cairo.


Mentuhotep II
                                                        

Su principal aportación a la Arquitectura fue su propio Templo Funerario en Deir el-Bahari, en la orilla Oeste del Nilo. Se conserva la base de la Primera Plataforma, la Rampa Procesional y una importante y valiosa cantidad de sillares, que están siendo ordenados y numerados en espera de acción arqueológica.
Mas tarde, en la XVIII Dinastía, la Reina Hatsepshut construiría su espléndido Templo Funerario al lado, con la misma tipología arquitectónica : construcción adintelada a base de plataformas porticadas escalonadas y comunicadas por rampas procesionales, con pirámide de coronación. Ambos templos  fueron construidos contra al acantilado que separa del Valle de los Reyes.


Deir el-Bahari 



En otros ámbitos del Mediterráneo se iniciaba la Civilización Minoica en Creta, y la expansión por Anatolia de las poblaciones Hititas y los primeros trabajos metalúrgicos del Hierro, que posteriormente revolucionarían el mundo. Más lejos los esquimales llegaban a Groenlandia...


Pero no será un año fácil...
Nostradamus predijo el inicio de la III Guerra Mundial, un colosal desastre con terremotos y erupciones volcánicas, descalabros económicos y guerras civiles. Trastornos climáticos y fuertes olas de calor que producirán numerosas muertes, pero también vaticimó importantes avances médicos y la invención de un revolucionario traductor universal que hará que todos nos entendamos sin problema
Baba Vanga, la  pitonisa rumana ciega de nacimiento, predijo para este año la generalización de una gran Guerra Islámica
También seguiremos mirando a los cielos por si desde allí viene la solución a nuestros males. Además de los eclipses habituales, veremos las Cuadrántidas, las Líridas, las Perseidas, las Leónidas y las Gemínidas.
Y a Júpiter llegará por fin la Sonda Juno, que nos desvelará numerosas incógnitas.

Será el Año Mundial de las Legumbres según la ONU, y aunque ya nadie se lo crea, se celebrarán los Decenios de la Recuperación y el Desarrollo Sostenible de las Regiones, la Erradicación de la Pobreza en el Mundo, la Lucha contra la Desertización, la Seguridad Vial, la Diversidad Biológica y la Eliminación del Colonialismo. 
El Papa Francisco lo declarará como el Año de La Misericordia. 
Y por último será año bisiesto.

A la hora de brindar tras la duodécima campanada, recordar a l@s que ya no están con nosotr@s, que nos han amado y hemos amado. 
L@s que, generación tras generación, nos han dejado este mundo, para bien o para mal.
Recordar que, de momento, estamos solos en el Universo, y que solo tenemos este pequeño, pero maravilloso planeta perdido en la inmensidad del Cosmos.
Poca cosa, pero es nuestro hogar... 
Tenemos la obligación de cuidarlo, y eso incluye las plantas, los animales, los ríos, los glaciares...y también a nosotros mismos... ( ya sabes aquello de "ama si quieres ser amado...")


La Tierrar ( Foto del Apolo VIII)

Feliz Año 2016 d.C...¡¡¡