Sígueme desde tu Email

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Mundo Sikh

Los frescos de Piero della Francesca

                    Escena de la Iglesia. "Hanna y Kip" (El Paciente Inglés)

La escena bajo la luz de una bengala, considerada una de las más bellas de la historia del cine, se desarrolla en la Capilla Bacci, de la Basílica de San Francisco, en Arezzo - La Toscana. Se trata de los frescos de la Leyenda de la Vera Cruz, pintados por Piero Della Francesca entre 1452 y 1466.

El Teniente Kip Singh era ingeniero zapador y especialista en desactivar bombas. Como miles de compatriotas indios de religión Sikh, se había incorporado a la 4ª División de Infantería India "Red Eagle" del ejército británico, en el Cuerpo de Ingenieros destinado en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Formaban parte del ejército colonial británico conocido como "La Joya de la Corona". Habían pagado un altísimo precio, cayendo en combate unos 3.000 de los suyos en la terrible Batalla de Montecassino en 1944, al sur de Roma. Inglaterra siempre estaría en deuda con ellos... Pero tras romper las Líneas Trasimene y Gótica, parecía que el camino de los aliados hacia Berlín se estaba despejando... 



Kip Singh tenía muy claro que, superados los límites de la paz, había que levantar la espada y salir al campo de batalla. Había sido su juramento de bautismo del "Néctar de la Espada". Era un guerrero que se defendía a si mismo, y a los indefensos, por el bien de la Humanidad. Por eso se apuntó como voluntario en la "Red Eagle". Era un Sikh...
..........................................................................

El fundador de su religión, Gurú Nanak, había nacido cerca de Lahore- Pakistán, en 1469. Era tendero, y un buen día decidió que tenía que salir al mundo a predicar una máxima de paz y amor entre la Humanidad. Viajó a todos los lugares hindúes y musulmanes de los cuatro vientos, para explicar que Dios estaba en todas partes, no solo en templos, mezquitas o iglesias. Que no había unos lugares más sagrados que otros, que los rituales e imágenes no tenían ninguna importancia, y que lo único que contaba eran las buenas obras. 
Su doctrina se enfrentó, pues, con las religiones oficiales tomando una deriva independiente. Sus enseñanzas eran bien simples y fueron escritas en el que sería su libro sagrado, llamado Gurú Granth Sahib.

Falleció en 1539, y sus seguidores se llamaron Sikhs, que significa "discípulo". Tras Gurú Nanak hubo otros nueve gurú, que significa "maestro". A lo largo de sus vidas fueron completando el Libro y el último de ellos, Govind Singh, introdujo el bautismo de agua, ordenando además en 1708, que no hubiera más gurú, y que la máxima autoridad espiritual sería para siempre el Libro Sagrado.



Además de enseñanzas de todo tipo, el libro contiene poesía, filosofía, himnos, cantos, y una síntesis de las buenas conductas morales de todas las religiones. Es la base de todas las ceremonias sociales, por ejemplo, para elegir el nombre de un recién nacido, se abre el libro al azar, y la primera letra de la página se usará para el nombre. Todo se hace en presencia del Libro: nacimientos, defunciones, bodas, obras, viajes, celebraciones, etc...

El Libro Gurú Granth Sahib tiene la consideración de Undécimo Gurú, por lo que es objeto de veneración, y se le trata como a un ser vivo: está acomodado sobre cojines de seda, le abrigan por las noches, y abanican cuando hace mucho calor. Está custodiado en la sala principal de los Centros de Culto comunitarios Sikh, llamados Gurudwara

Gurudwara Bangla Sahib - Delhi


Entrada al Centro Sikh de Delhi ( Foto Nacho SM)
                                     
Los templos Sikh están abiertos a todo el mundo. Solo hay que descalzarse completamente, lavarse los pies, y cubrirse la cabeza con un pequeño turbante color azafrán. No se puede entrar con alcohol, tabaco, drogas, o productos intoxicantes. Como para ellos Dios está en todas partes, no hay imágenes ni estatuas. Solo un edículo central donde está el Libro Sagrado, sobre cojines.

Entrada al Centro Sikh de Delhi ( Foto Nacho SM)
                         
Al entrar en la Sala principal hay que acercarse al Libro, hacer una reverencia, dar alguna vuelta a su alrededor, y sentarse en el suelo entre la congregación. Al lado se sientan los músicos que cantan himnos del Libro con sus instrumentos, que suelen ser armonios y tambores. Hay total flexibilidad horaria en las prácticas, y el templo está abierto todos los días, y las 24 horas.


Edículo del Libro ( Foto Nacho SM)
                                                   
Cualquier Sikh, sea hombre o mujer puede dirigir la oración o realizar el servicio religioso. No existe ningún tipo de sacerdocio obligatorio, pero los que hay son por voluntad propia y llevan una vida familiar normal, como cualquier otra persona, con su profesión, casados, con hijos, etc.  Se diferencian por llevar turbante azul y túnica blanca. 

Las oraciones siempre comienzan con música alegre, y terminan con invocaciones a las bendiciones de Dios, para tener paz, prosperidad y protección para la Humanidad. Se finaliza con un reparto de dulces y galletas entre los asistentes, sean fieles o no.


Espacio de culto ( Foto Nacho SM)
                                                      
Los templos Sikh están siempre muy limpios, gracias al constante trabajo de los voluntarios que no paran de fregar o barrer los suelos, alfombras, mármol... Es curioso ver cómo los zapatos de los fieles, que se guardan en la entrada, se devuelven limpios y brillantes. Los voluntarios son ciudadanos normales, que van todos los días a "echar una mano" al templo. 

De lejos los Gurudwara son inconfundibles por sus fachadas de mármol blanco, sus cúpulas doradas y la bandera triangular color azafrán con el Khanda, el emblema Sikh: una espada recta entre dos espadas curvas, y el disco que representa la unicidad, el conocimiento de Dios, y la vida temporal.


Exteriores y emblema Sikh ( Foto Nacho SM)
                                               
También hay grandes piscinas, con pórticos perimetrales a la sombra, bordeados por bellos pavimentos de mármoles con figuras geométricas. Los fieles van allí para bautizarse y purificarse, al igual que hacen los hindúes en los ríos sagrados como el Ganges, o simplemente a convivir pasando allí unas horas. Por todo el recinto se colocan esterillas, o alfombras de colores, para evitar las quemaduras del mármol en los pies. En Delhi el sol quema.


Piscina de purificación ( Foto Nacho SM)
Sacerdotes Sikh en el baño ritual (Foto Getty Images)
                              ..........................................................................

Cualquier hombre o mujer, de la nacionalidad que sea, raza, idioma, edad o nivel social tiene derecho a recibir el bautismo en las aguas sagradas, rito llamado Amrit, y adhiriéndose a sus principios y códigos de conducta, pertenecer a la Comunidad Sikh, en cualquier parte del mundo.

Los códigos son bien sencillos: creencia en un único Dios Supremo, sin rostro ni imagen. No existe la enemistad ni el odio, si no el bien de la humanidad. No existen castas, diferencias, ni clases sociales. La religión se entiende como un servicio a la comunidad. El hombre tiene una misión en la vida basada en la tolerancia, el amor, y la ayuda hacia sus semejantes incluidos los animales y la naturaleza. 

Al igual que los hindúes, incineran a sus muertos echando las cenizas al río más cercano. Pero la diferencia es que para ellos no hay ningún río sagrado. Tampoco hay lugares, ni ciudades sagradas. Como los hindúes, creen en la reencarnación, pero el proceso se interrumpe llevando una vida normal y honesta. No hace falta el retiro aislado ni el rezo continuo, ni peregrinaciones a ningún sitio o ciudad, ni ritos periódicos. Se perdería tiempo para ayudar a los demás, y en realidad Dios Omnipotente no necesita que le recen, pues nunca le preguntará al hombre a qué religión perteneció, ni cómo se llamaba el dios al que rezó, si no qué hizo por los demás y qué tipo de vida practicó. 

Se puede ser rico. Es compatible con alcanzar la felicidad y plenitud, pero hay que colaborar con la comunidad y compartir con los necesitados lo sobrante. 
Hay igualdad total entre hombre y mujer, sin discriminación jurídicosocial alguna, tanto en la vida como en la práctica religiosa. El matrimonio y la vida familiar es natural, ideal y por tanto respetable, no concibiéndose el celibato por motivos religiosos. El Sikh es alegre, optimista, pero también enérgico. No acepta poner la otra mejilla, por el contrario, cuando una discrepancia no tiene solución, cuando hay abuso y se ataca al indefenso, perjudicando la vida colectiva, es lícito blandir la espada.


Guerrero Sikh con turbante azafrán, símbolo de sacrificio y martirio
(Foto Izqda:Rosa Fernández/Dcha:Wikipedia)
                                                                                                          ..........................................................................
   
A causa de la tiranía y crueldad de los gobernantes, Gurú Govind Singh dió por agotadas las opciones pacíficas de cambio y decidió crear una clase de guerreros, que lucharían por sí mismos y por el pueblo indefenso. De entre sus discípulos pidió voluntarios dispuestos a morir bajo su espada en aquel mismo momento. Cosa que sorprendió a todos. Pero cinco se ofrecieron. Comprobando su fidelidad y entrega les bautizó en un rito llamado "néctar de la espada", y a continuación, él mismo, pidió ser bautizado por ellos. Se convirtieron así en los "Santos de la espada"

Con el tiempo formarían un auténtico ejército del pueblo, defendiendo a los oprimidos y castigando a los tiranos. Aquellos que recibían el bautismo serían guerreros Sikh, y se llamarían de segundo nombre Singh, que significa "león". Tendrían una imagen característica y diferenciada de los demás, representada en 5 símbolos y objetos, que llevarían siempre encima, conocidos como las "cinco K":
- Kesha, pelo largo que nunca se corta, y recogido bajo el turbante desde el nacimiento como Sikh ( los que se cortan el pelo o retocan la barba cometen infracción del código, y se consideran apóstatas)
- Kangha, peine para mantener el pelo limpio y en orden. Se hace dos veces al día
- Kara, pulsera de acero que simboliza una fe irrompible.
- Kachha, calzón corto de algodón, para estar presentable ante cualquier problema o incidencia.
- Kirpan, espada corta como arma de defensa, y símbolo de la libertad, contra la opresión y la injusticia.

Con el bautismo y consecuente juramento, los Sikhs Singh deben compartir todo con los demás, en términos de igualdad y defendiendo a los débiles. Todos son hermanos y ninguno inferior. Ya no hay castas sociales, ni división en clases, ni miedos, ni supersticiones...
..........................................................................


Esperando turno para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                                
Aparte de la congregación, la cocina comunitaria Langar, es la otra actividad principal de los Gurudwara. Allí pueden comer gratuitamente devotos, peregrinos, visitantes, sean sikh o no. Se hace como símbolo de igualdad, fraternidad y hermandad. Ricos, pobres, instruidos, ignorantes, reyes, plebeyos, comparten la misma comida sentados en el suelo. La cocina funciona con contribuciones de la gente, y los voluntarios se encargan de hacer la comida, recoger, limpiar, etc.


Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                                     
Las cocinas comunitarias están abiertas a todo el mundo. No hay restricciones de paso a nadie en las dependencias de un Gurudwara. Cualquier persona sea o no fiel, sikh o turista, puede ofrecerse como voluntario para ayudar en las cocinas, por lo que es normal ver a gente variopinta atravesada entre las mesetas y las perolas.


Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                            
La cocina está muy bien organizada y limpia, dada la cantidad de comidas que se sirven. Es sana, sencilla pero abundante. Es habitual que los sikh, se queden a comer allí con la gente cuando acuden al templo. Es una demostración de humildad, igualdad y hermandad. Como en el resto del recinto hay que ir descalzo y con turbante en la cabeza.

Comedor comunitario Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
Comedor comunitario Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                                
Una vez preparada la comida se sirve en bandejas de acero inoxidable, con compartimentos, al estilo escolar o militar, sobre una meseta pasaplatos de mármol. El ambiente general es relajado, distendido y de total libertad. Lo más sobresaliente es que nadie impide el paso a ningún lugar, ni mira para uno, aunque sea un turista haciendo fotos a las tortas de naan pan indio, que por cierto están buenísimas...

Tortas de Naan Pan en el Gurú-ka-Langar (Foto Nacho SM)
                   
..........................................................................

Los sikh son gente alta, fuerte y robusta. Amigos de la acción y la participación en la vida colectiva. Comenzaron dedicándose a la agricultura en la zona de Punjab. Pronto se les vió en trabajos donde se necesitaba una cierta fuerza física. Abundan como taxistas, camioneros y conductores de autobuses no solo en las ciudades de la India, también en New York, Londres, París... Muchos entran en las fuerzas armadas dado su carácter marcial. Han destacado en la industria, educación, ingeniería, medicina, deportes... La formación es necesaria para ellos, pues la revierten como servicio a los demás. Son emprendedores y aventureros, y se han establecido por todo el mundo. Su censo actual es un 2% de la población india, y un total de 25 millones de sikh repartidos por el mundo. La religión Sikh es la novena del mundo en número de fieles.

Son gentiles, generosos, hospitalarios, solidarios, trabajadores y alegres.
Dicen en las guías turísticas que los Sikh son de las personas más maravillosas que uno puede conocer en La India.
Doy fe de ello 

Fauja Singh (101 años de edad). El corredor de Maratón más viejo del mundo    
Solidaridad Sikh con el pueblo de EE UU, tras los atentados del 11-S              
..........................................................................
I´ll Always Go Back To That Church...
Hanna con el Teniente Kip Shing, que está a punto de partir en moto

                              La Despedida entre Hana y Kip. "El Paciente Inglés" 

Hana    Siempre regresaré a esta Iglesia, para ver mis pinturas
Kip       Siempre regresaré a esta Iglesia...
Hana    Entonces...¿ nos encontraremos...?
(Kip arranca la moto y se marcha... Hanna se queda observándole...)
..........................................................................

Nota 1En el período comprendido entre 2004 y 2014, el Primer Ministro de la India fue el sikh Manmohan Singh. Fue sucedido en el cargo por el actual Primer Ministro Narendra Modi.

Nota 2: El principal Centro Sikh del mundo es el Gurudwara de Amritsar, en Panyab, al norte de La India. Cuenta con más visitas que el célebre Mausoleo Taj Mahal. Este reportaje se centra en el Gurudwara de Delhi, visitado por el autor la mañana del 11 de Agosto de 2014.


Sikh (Foto Jatinder Rajpuria)