Sígueme desde tu Email

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Mundo Sikh

Los frescos de Piero della Francesca

                    Escena de la Iglesia. "Hanna y Kip" (El Paciente Inglés)

La escena bajo la luz de una bengala, considerada una de las más bellas de la historia del cine, se desarrolla en la Capilla Bacci, de la Basílica de San Francisco, en Arezzo - La Toscana. Se trata de los frescos de la Leyenda de la Vera Cruz, pintados por Piero Della Francesca entre 1452 y 1466.

El Teniente Kip Singh era ingeniero zapador y especialista en desactivar bombas. Como miles de compatriotas indios de religión Sikh, se había incorporado a la 4ª División de Infantería India "Red Eagle" del ejército británico, en el Cuerpo de Ingenieros destinado en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Formaban parte del ejército colonial británico conocido como "La Joya de la Corona". Habían pagado un altísimo precio, cayendo en combate unos 3.000 de los suyos en la terrible Batalla de Montecassino en 1944, al sur de Roma. Inglaterra siempre estaría en deuda con ellos... Pero tras romper las Líneas Trasimene y Gótica, parecía que el camino de los aliados hacia Berlín se estaba despejando... 



Kip Singh tenía muy claro que, superados los límites de la paz, había que levantar la espada y salir al campo de batalla. Había sido su juramento de bautismo del "Néctar de la Espada". Era un guerrero que se defendía a si mismo, y a los indefensos, por el bien de la Humanidad. Por eso se apuntó como voluntario en la "Red Eagle". Era un Sikh...
..........................................................................

El fundador de su religión, Gurú Nanak, había nacido cerca de Lahore- Pakistán, en 1469. Era tendero, y un buen día decidió que tenía que salir al mundo a predicar una máxima de paz y amor entre la Humanidad. Viajó a todos los lugares hindúes y musulmanes de los cuatro vientos, para explicar que Dios estaba en todas partes, no solo en templos, mezquitas o iglesias. Que no había unos lugares más sagrados que otros, que los rituales e imágenes no tenían ninguna importancia, y que lo único que contaba eran las buenas obras. 
Su doctrina se enfrentó, pues, con las religiones oficiales tomando una deriva independiente. Sus enseñanzas eran bien simples y fueron escritas en el que sería su libro sagrado, llamado Gurú Granth Sahib.

Falleció en 1539, y sus seguidores se llamaron Sikhs, que significa "discípulo". Tras Gurú Nanak hubo otros nueve gurú, que significa "maestro". A lo largo de sus vidas fueron completando el Libro y el último de ellos, Govind Singh, introdujo el bautismo de agua, ordenando además en 1708, que no hubiera más gurú, y que la máxima autoridad espiritual sería para siempre el Libro Sagrado.



Además de enseñanzas de todo tipo, el libro contiene poesía, filosofía, himnos, cantos, y una síntesis de las buenas conductas morales de todas las religiones. Es la base de todas las ceremonias sociales, por ejemplo, para elegir el nombre de un recién nacido, se abre el libro al azar, y la primera letra de la página se usará para el nombre. Todo se hace en presencia del Libro: nacimientos, defunciones, bodas, obras, viajes, celebraciones, etc...

El Libro Gurú Granth Sahib tiene la consideración de Undécimo Gurú, por lo que es objeto de veneración, y se le trata como a un ser vivo: está acomodado sobre cojines de seda, le abrigan por las noches, y abanican cuando hace mucho calor. Está custodiado en la sala principal de los Centros de Culto comunitarios Sikh, llamados Gurudwara

Gurudwara Bangla Sahib - Delhi


Entrada al Centro Sikh de Delhi ( Foto Nacho SM)
                                     
Los templos Sikh están abiertos a todo el mundo. Solo hay que descalzarse completamente, lavarse los pies, y cubrirse la cabeza con un pequeño turbante color azafrán. No se puede entrar con alcohol, tabaco, drogas, o productos intoxicantes. Como para ellos Dios está en todas partes, no hay imágenes ni estatuas. Solo un edículo central donde está el Libro Sagrado, sobre cojines.

Entrada al Centro Sikh de Delhi ( Foto Nacho SM)
                         
Al entrar en la Sala principal hay que acercarse al Libro, hacer una reverencia, dar alguna vuelta a su alrededor, y sentarse en el suelo entre la congregación. Al lado se sientan los músicos que cantan himnos del Libro con sus instrumentos, que suelen ser armonios y tambores. Hay total flexibilidad horaria en las prácticas, y el templo está abierto todos los días, y las 24 horas.


Edículo del Libro ( Foto Nacho SM)
                                                   
Cualquier Sikh, sea hombre o mujer puede dirigir la oración o realizar el servicio religioso. No existe ningún tipo de sacerdocio obligatorio, pero los que hay son por voluntad propia y llevan una vida familiar normal, como cualquier otra persona, con su profesión, casados, con hijos, etc.  Se diferencian por llevar turbante azul y túnica blanca. 

Las oraciones siempre comienzan con música alegre, y terminan con invocaciones a las bendiciones de Dios, para tener paz, prosperidad y protección para la Humanidad. Se finaliza con un reparto de dulces y galletas entre los asistentes, sean fieles o no.


Espacio de culto ( Foto Nacho SM)
                                                      
Los templos Sikh están siempre muy limpios, gracias al constante trabajo de los voluntarios que no paran de fregar o barrer los suelos, alfombras, mármol... Es curioso ver cómo los zapatos de los fieles, que se guardan en la entrada, se devuelven limpios y brillantes. Los voluntarios son ciudadanos normales, que van todos los días a "echar una mano" al templo. 

De lejos los Gurudwara son inconfundibles por sus fachadas de mármol blanco, sus cúpulas doradas y la bandera triangular color azafrán con el Khanda, el emblema Sikh: una espada recta entre dos espadas curvas, y el disco que representa la unicidad, el conocimiento de Dios, y la vida temporal.


Exteriores y emblema Sikh ( Foto Nacho SM)
                                               
También hay grandes piscinas, con pórticos perimetrales a la sombra, bordeados por bellos pavimentos de mármoles con figuras geométricas. Los fieles van allí para bautizarse y purificarse, al igual que hacen los hindúes en los ríos sagrados como el Ganges, o simplemente a convivir pasando allí unas horas. Por todo el recinto se colocan esterillas, o alfombras de colores, para evitar las quemaduras del mármol en los pies. En Delhi el sol quema.


Piscina de purificación ( Foto Nacho SM)
Sacerdotes Sikh en el baño ritual (Foto Getty Images)
                              ..........................................................................

Cualquier hombre o mujer, de la nacionalidad que sea, raza, idioma, edad o nivel social tiene derecho a recibir el bautismo en las aguas sagradas, rito llamado Amrit, y adhiriéndose a sus principios y códigos de conducta, pertenecer a la Comunidad Sikh, en cualquier parte del mundo.

Los códigos son bien sencillos: creencia en un único Dios Supremo, sin rostro ni imagen. No existe la enemistad ni el odio, si no el bien de la humanidad. No existen castas, diferencias, ni clases sociales. La religión se entiende como un servicio a la comunidad. El hombre tiene una misión en la vida basada en la tolerancia, el amor, y la ayuda hacia sus semejantes incluidos los animales y la naturaleza. 

Al igual que los hindúes, incineran a sus muertos echando las cenizas al río más cercano. Pero la diferencia es que para ellos no hay ningún río sagrado. Tampoco hay lugares, ni ciudades sagradas. Como los hindúes, creen en la reencarnación, pero el proceso se interrumpe llevando una vida normal y honesta. No hace falta el retiro aislado ni el rezo continuo, ni peregrinaciones a ningún sitio o ciudad, ni ritos periódicos. Se perdería tiempo para ayudar a los demás, y en realidad Dios Omnipotente no necesita que le recen, pues nunca le preguntará al hombre a qué religión perteneció, ni cómo se llamaba el dios al que rezó, si no qué hizo por los demás y qué tipo de vida practicó. 

Se puede ser rico. Es compatible con alcanzar la felicidad y plenitud, pero hay que colaborar con la comunidad y compartir con los necesitados lo sobrante. 
Hay igualdad total entre hombre y mujer, sin discriminación jurídicosocial alguna, tanto en la vida como en la práctica religiosa. El matrimonio y la vida familiar es natural, ideal y por tanto respetable, no concibiéndose el celibato por motivos religiosos. El Sikh es alegre, optimista, pero también enérgico. No acepta poner la otra mejilla, por el contrario, cuando una discrepancia no tiene solución, cuando hay abuso y se ataca al indefenso, perjudicando la vida colectiva, es lícito blandir la espada.


Guerrero Sikh con turbante azafrán, símbolo de sacrificio y martirio
(Foto Izqda:Rosa Fernández/Dcha:Wikipedia)
                                                                                                          ..........................................................................
   
A causa de la tiranía y crueldad de los gobernantes, Gurú Govind Singh dió por agotadas las opciones pacíficas de cambio y decidió crear una clase de guerreros, que lucharían por sí mismos y por el pueblo indefenso. De entre sus discípulos pidió voluntarios dispuestos a morir bajo su espada en aquel mismo momento. Cosa que sorprendió a todos. Pero cinco se ofrecieron. Comprobando su fidelidad y entrega les bautizó en un rito llamado "néctar de la espada", y a continuación, él mismo, pidió ser bautizado por ellos. Se convirtieron así en los "Santos de la espada"

Con el tiempo formarían un auténtico ejército del pueblo, defendiendo a los oprimidos y castigando a los tiranos. Aquellos que recibían el bautismo serían guerreros Sikh, y se llamarían de segundo nombre Singh, que significa "león". Tendrían una imagen característica y diferenciada de los demás, representada en 5 símbolos y objetos, que llevarían siempre encima, conocidos como las "cinco K":
- Kesha, pelo largo que nunca se corta, y recogido bajo el turbante desde el nacimiento como Sikh ( los que se cortan el pelo o retocan la barba cometen infracción del código, y se consideran apóstatas)
- Kangha, peine para mantener el pelo limpio y en orden. Se hace dos veces al día
- Kara, pulsera de acero que simboliza una fe irrompible.
- Kachha, calzón corto de algodón, para estar presentable ante cualquier problema o incidencia.
- Kirpan, espada corta como arma de defensa, y símbolo de la libertad, contra la opresión y la injusticia.

Con el bautismo y consecuente juramento, los Sikhs Singh deben compartir todo con los demás, en términos de igualdad y defendiendo a los débiles. Todos son hermanos y ninguno inferior. Ya no hay castas sociales, ni división en clases, ni miedos, ni supersticiones...
..........................................................................


Esperando turno para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                                
Aparte de la congregación, la cocina comunitaria Langar, es la otra actividad principal de los Gurudwara. Allí pueden comer gratuitamente devotos, peregrinos, visitantes, sean sikh o no. Se hace como símbolo de igualdad, fraternidad y hermandad. Ricos, pobres, instruidos, ignorantes, reyes, plebeyos, comparten la misma comida sentados en el suelo. La cocina funciona con contribuciones de la gente, y los voluntarios se encargan de hacer la comida, recoger, limpiar, etc.


Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                                     
Las cocinas comunitarias están abiertas a todo el mundo. No hay restricciones de paso a nadie en las dependencias de un Gurudwara. Cualquier persona sea o no fiel, sikh o turista, puede ofrecerse como voluntario para ayudar en las cocinas, por lo que es normal ver a gente variopinta atravesada entre las mesetas y las perolas.


Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
Cocina abierta para el Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                            
La cocina está muy bien organizada y limpia, dada la cantidad de comidas que se sirven. Es sana, sencilla pero abundante. Es habitual que los sikh, se queden a comer allí con la gente cuando acuden al templo. Es una demostración de humildad, igualdad y hermandad. Como en el resto del recinto hay que ir descalzo y con turbante en la cabeza.

Comedor comunitario Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
Comedor comunitario Gurú-ka-Langar ( Foto Nacho SM)
                                
Una vez preparada la comida se sirve en bandejas de acero inoxidable, con compartimentos, al estilo escolar o militar, sobre una meseta pasaplatos de mármol. El ambiente general es relajado, distendido y de total libertad. Lo más sobresaliente es que nadie impide el paso a ningún lugar, ni mira para uno, aunque sea un turista haciendo fotos a las tortas de naan pan indio, que por cierto están buenísimas...

Tortas de Naan Pan en el Gurú-ka-Langar (Foto Nacho SM)
                   
..........................................................................

Los sikh son gente alta, fuerte y robusta. Amigos de la acción y la participación en la vida colectiva. Comenzaron dedicándose a la agricultura en la zona de Punjab. Pronto se les vió en trabajos donde se necesitaba una cierta fuerza física. Abundan como taxistas, camioneros y conductores de autobuses no solo en las ciudades de la India, también en New York, Londres, París... Muchos entran en las fuerzas armadas dado su carácter marcial. Han destacado en la industria, educación, ingeniería, medicina, deportes... La formación es necesaria para ellos, pues la revierten como servicio a los demás. Son emprendedores y aventureros, y se han establecido por todo el mundo. Su censo actual es un 2% de la población india, y un total de 25 millones de sikh repartidos por el mundo. La religión Sikh es la novena del mundo en número de fieles.

Son gentiles, generosos, hospitalarios, solidarios, trabajadores y alegres.
Dicen en las guías turísticas que los Sikh son de las personas más maravillosas que uno puede conocer en La India.
Doy fe de ello 

Fauja Singh (101 años de edad). El corredor de Maratón más viejo del mundo    
Solidaridad Sikh con el pueblo de EE UU, tras los atentados del 11-S              
..........................................................................
I´ll Always Go Back To That Church...
Hanna con el Teniente Kip Shing, que está a punto de partir en moto

                              La Despedida entre Hana y Kip. "El Paciente Inglés" 

Hana    Siempre regresaré a esta Iglesia, para ver mis pinturas
Kip       Siempre regresaré a esta Iglesia...
Hana    Entonces...¿ nos encontraremos...?
(Kip arranca la moto y se marcha... Hanna se queda observándole...)
..........................................................................

Nota 1En el período comprendido entre 2004 y 2014, el Primer Ministro de la India fue el sikh Manmohan Singh. Fue sucedido en el cargo por el actual Primer Ministro Narendra Modi.

Nota 2: El principal Centro Sikh del mundo es el Gurudwara de Amritsar, en Panyab, al norte de La India. Cuenta con más visitas que el célebre Mausoleo Taj Mahal. Este reportaje se centra en el Gurudwara de Delhi, visitado por el autor la mañana del 11 de Agosto de 2014.


Sikh (Foto Jatinder Rajpuria)
                                     

martes, 16 de septiembre de 2014

La cabra de Djebel Haroun

Eco de caballos en el Siq...

                      Secuencia de la entrada en Petra " Indiana Jones y la Última Cruzada"

A uno se le queda la cara exactamente igual que al Dr.Jones, su hijo Indiana y el fiel Sallah cuando entran a caballo en Petra, tras recorrer el Siq, y encontrarse frente al Khasnè Farun, la fabulosa Tumba Palacio, conocida como el Tesoro del Faraón. 

Petra...la ciudad perdida del Reino de los Nabateos. La capital olvidada de las caravanas de camellos, desde el principio de los tiempos... 

Desde la Biblia...


Petra...su sola mención nos llena la cabeza de misterio...y las letras de su nombre, pronunciado despacio vuelven a nosotros como ecos de un  pasado remoto, olvidado, desconocido... 


Petra... la que maravillaba a todos con sus alegres y coloristas mercados, tabernas, fuentes, burdeles, hammams, termas y jardines en medio del sol abrasador del desierto. 


Petra...en la que se comerciaba de todo, y se hablaban todos los idiomas de su tiempo...La bulliciosa y cosmopolita ciudad que quedó en silencio para siempre, tapada durante cientos de años por la arena y el viento...


Petra...¿quién no ha soñado con verla?... Uno puede pasarse la vida estudiando y/o buscando en libros de Historia, de Arte, en novelas, revistas de viajes, documentales de tv, Internet...
El conocimiento siempre es necesario en la preparación de un viaje, y si es a lugares históricos mucho más. Pero nada es comparable con la visión de la realidad, y menos en Petra...

No hay palabras para describir lo que se siente al final del Siq, y ver de frente el Khasnè Farun...


No será éste un reportaje descriptivo ni siquiera completo de la ciudad perdida del desierto, si no un recuerdo sentimental... como una mirada distraída, como una ausencia de esas que uno tiene cuando mira al horizonte, recordando un tiempo pasado compartido con un inolvidable amigo...

                
Arabia de piedra


      Arabia Pétrea. Formaciones rocosas. Foto Nacho SM

                                                                             
En el Antiguo Testamento se la llama Selá, que significa roca. Habitada desde el Neolítico, fue ocupada por el pueblo de Edom desde el s.XII a.C, los descendientes de Esaú, hermano de Jacob, y luego por los árabes. Estos llamaron Wadi Musa a la región, en recuerdo a Moisés, por estar allí la roca de la que brotó el agua. Con el tiempo fueron poco a poco sustituidos por los nabateos, un pueblo nómada, procedente del desierto arábigo profundo, que prosperó con el control de las caravanas que circulaban entre Arabia, el Mediterráneo, Egipto y Mesopotamia. 

Los nabateos recogían hasta la última gota de agua de la escorrentía de las montañas, encauzándola por pequeños canales, y distribuyéndola en grandes cisternas. Proveían de agua, alimentos y descanso a las caravanas, gravando el servicio con unas tasas de paso obligatorias. Lo que comenzó como un campamento de tiendas, se fue transformando en aldea, y luego en una rica ciudad, que se impuso al dominio griego, incapaz de someterlos. Estos la llamaron Petra, que significa piedra. 


El primer rey se llamó Aretas ( 168 a.C.), y es mencionado en el Segundo Libro de los Macabeos. Su dominio llegó a abarcar casi todo el Oriente Medio, desde Damasco al Delta del Nilo, incluida la actual costa de Israel y Gaza. Petra era una ciudad segura, con accesos controlables, encrucijada de rutas comerciales caravaneras, muy rica y lujosa, con mercado internacional, cosmopolita, y además tenía abundante agua. Fue un paraíso de cerca de 40.000 habitantes en el s.I d.C. alcanzando su máximo esplendor. 


En época del Emperador romano Trajano las cosas cambiaron: perdió su soberanía para integrarse en la provincia romana de Arabia, y el tráfico comercial comenzó a favorecer a los cruces caravaneros de Gerasa y Palmira, más al norte. Tras Diocleciano y la irrupción del cristianismo, Petra fue declinando. El terremoto del año 551 d.C. y la conquista árabe del 663 d.C. acabaron con la ciudad. Cinco siglos después, los Cruzados la fortificaron, llamándola Li Vaux Moise, el valle de Moisés. Fue abandonada definitivamente tras la conquista por Saladino en 1189 d.C. Y también fue olvidada...

Hasta  el año 1812...


Pero la Historia comienza a lomos de un camello...


      Camellos en Arabia Pétrea. Foto Nacho SM

Nuestra historia sería distinta sin el camello. Este extraordinario animal ha sido el vehículo de nuestra cultura, en el más amplio sentido de la expresión. Es capaz de recorrer casi 100 kilómetros al día, trotar a 60 km/h durante más de una hora, y aguantar sin beber durante 10 días seguidos. Pero cuando lo hace, bebe hasta 180 litros de agua.

Fue el animal idóneo para cruzar los áridos y ardientes desiertos semíticos. El intercambio cultural, religioso y comercial de la antigüedad, se hizo sobre los camellos de las interminables caravanas, que inundaban de exóticas mercancías, metales y piedras preciosas, seda de China, especias de la India...pero también portando noticias, arte, conocimiento, dioses, música, etc, desde todos los rincones del mundo antiguo...




     Caravana de camellos en el Siq - Petra. Foto Flickr- Cliff Hellis

Imágenes como esta caravana de camellos, formaron parte de la vida cotidiana de Petra durante siglos. Hay que imaginarse un embotellamiento de caravanas de cientos de camellos, cargados con más de 300 kg de peso útil de mercancías cada uno, intentando entrar o salir por el Siq. Un sendero de piedras y arena, de casi 2 kilómetros de largo, encajonado entre paredes verticales que se levantan de 60 a 180 metros de altura, y que en algunos recodos apenas tiene 3 metros de ancho...

¿Os imagináis el estruendo de voces de los camelleros en los diferentes idiomas pidiendo paso libre ?...el berrido de los camellos incapaces de maniobrar en el monumental atasco?... el colorido de la escena bajo el insoportable calor ?...la reverberación de sonidos de este universo, y el eco rebotando en todos los acantilados, a lo largo del Siq?...


En aquellos tiempos, una caravana comercial convencional estaba formada por 5.000 / 6.000 camellos. El ilustre viajero Ibn Battuta ( s.XIV) habla de caravanas, hasta de 10.000 camellos cruzando el desierto arábigo...Parece increíble, pero fue cierto.


A lomos de este pacífico animal se cubrían grandes distancias para otros menesteres, pasando también por esta zona... Moisés y Aarón guiando al pueblo judío en el Éxodo, dejaron aquí su huella. Lo prueba el nombre Wadi Musa, y la tumba en Djebel Haroun. El Profeta Mahoma llevó la palabra del Islam viajando en camello, y también recorrió estos parajes como consta en su visita a la tumba de Aarón... 

También fueron usados en las interminables caravanas que partían desde Damasco, pasando por Jerusalen y Petra, para cumplir el Hajj, la Peregrinación Sagrada a MedinaLa Meca. Incluso en las guerras, fueron utilizados por el ejército aqueménida y también por los EE UU hasta el siglo pasado, por su habilidad para espantar a los caballos, que no soportan su olor.



      Peregrinos yendo a La Meca. Léon Belly 1861 ( 242W x 161H Musée d¨Orsay)

...Y el Coronel Lawrence, el rubio inglés, que logró unificar a todas las tribus árabes para desatar la Rebelión, cruzó estos grandes desiertos en camello... La travesía por el terrible Nefud, conocido como "el Yunque del Sol", hasta Wadi Rum, y que concluyó con la conquista de Aqaba, forma parte de la épica de las grandes hazañas históricas, transmitidas al imaginario colectivo desde el cine y la literatura.



Thomas Edward Lawrence... Lawrence de Arabia...He seguido sus pasos por Oriente Medio. Su trascendental obra literaria "Los Siete Pilares de la Sabiduría" es uno de mis libros favoritos, como para él era "Moby Dick" la gran obra de Herman Melville... Su gesta resuena aún por estas latitudes, y su nombre es muy respetado, pues Petra está muy cerca de Wadi Rum. Algunas tiendas de antigüedades del pueblo, y de localidades próximas, venden artículos del ejército árabe que participó en la Rebelión. Junto a ellos lucen fotos añejas, en blanco y negro, del rodaje de la célebre película de David Lean, junto a pósters de la de "Indiana Jones y la Última Cruzada", y también fotos del arqueólogo héroe Indiana y su padre el Dr.Jones, sobre todo de la épica escena en el Siq, cuando entran a caballo.



Petra ha trascendido al tiempo, y se ha convertido en leyenda, en mito...y por ello despierta nuestra fantasía. Fotógrafos, escritores, cineastas, pintores y dibujantes han buscado aquí su inspiración, legándonos su visión romántica, como el magistral David Roberts, que dibujó la ciudad en 1839. Reproducciones de sus extraordinarios dibujos se venden por todas partes.


                                   Khasnè Farun. Dibujo David Roberts 
                                                                     
La película de Indiana Jones, estrenada en 1989, ha llevado a todo el mundo el interés por viajar a esta ciudad de leyenda. El cine la ha popularizado, y los jordanos que son más comerciales que nadie, han sabido sacar provecho de nuestros sueños. En los años 90, las mejores cadenas del mundo construyeron no solo impresionantes hoteles, si no también un amplio y moderno Petra Visitors Centre, donde además de comprar los tickets de entrada general, los del espectáculo nocturno de Luz y Sonido, se contratan camellos, caballos, calesas con guías poliglotas...de todo.


También disponen de un impresionante bazar para el shopping, con artesanía árabe, reproducciones de todo tipo, cerámica y joyería nabateas, griegas y romanas, una extraordinaria librería temática, etc... Afuera el sol quema, pero el interior del Visitors Centre es como un paraíso, debido al aire acondicionado. Puedes estar allí horas... y necesariamente acabas comprando algo, o mucho dependiendo de lo "marujo" que uno sea. En mi segunda visita, en 1997, fue mi perdición... Petra supone una de las fuentes de ingresos más importante para Jordania. Cientos de miles de turistas, acuden cada año. En temporada alta, pueden entrar entre 8.000 y 10.000 personas al día. 

Hay mucha gente que sube para ver el amanecer y la puesta de sol desde El Deir, el impresionante monumento, situado en la zona más elevada de la ciudad, a cinco kilómetros de distancia desde la entrada del Siq. Para la visita normal, lo mejor es entrar en Petra a primera hora de la mañana, sobre las 7,30 h, pues es cuando mejor le da el sol al Khasnè, y comenzar a salir sobre las 15,00 /16,00 h, exhaustos, chorreando sudor, llenos de polvo, y probablemente con más de un raspón por caídas... Aunque los más apasionados están allí de sol a sol. Este año la entrada de día completo cuesta 50 Dinares jordanos, que equivalen a 55 €. 
Actualmente tienen una estructura muy modernizada. Incluso tienen una completísima página web con todo tipo de información de interés turístico, histórico, fotos, mapas, etc, muy recomendable y necesaria de consultar, para los futuros viajeros : www.visitpetra.jo
Mucho han cambiado las cosas...todo esto no lo había en 1989, la primera vez que fui a Petra... 
                                           
22 de Agosto de 1812

Ibrahim llevaba mucho tiempo preparándose para aquel día, pero en el momento clave dispuso solo de unos breves minutos, y apenas pudo esbozar un croquis a hurtadillas. Tampoco podía mirar con descaro aquellos fabulosos templos tallados en la roca, que desde luego le impresionaron, pues los beduinos que le acompañaban eran muy desconfiados. Pero era el Jeque Ibrahim Ibn Abd-Allah, pío estudioso del Corán y la Ley Islámica, y quería sacrificar una cabra en la tumba del Profeta Aarón, el hermano de Moisés. Su deseo debía de ser respetado y satisfecho. Había elegido aquel alto, Djebel Haroun, porque para llegar allí arriba tenía que cruzar aquella extraña ciudad, y desde la tumba, con la excusa del sacrificio, podría tener claro su emplazamiento para dibujarlo.


     Ibrahim Ibn Abd-Allah y Tumba de Aarón . Foto Mausoleo: Martin Gray

Su verdadero nombre era Johann Ludwig Burckhardt, y había nacido en Lausana en 1784. Como viajero explorador y orientalista, fue contratado por el British Foreign Office para estudiar las vías de tránsito de la Península Arábiga. Bajo anonimato protegido, fue formado en Cambridge, en lengua árabe, medicina y astronomía, necesarios para trazar mapas de la región y hacerse pasar por árabe. El espía suizo aprendió a dormir en el suelo, sobre tierra, a caminar descalzo, y se hizo circuncidar. En unos cuantos años nadie tuvo ninguna duda sobre su nueva falsa identidad. Ya en Jordania oyó hablar de "una ciudad perdida" llena de templos abandonados y custodiada por belicosos beduinos, que creían que allí estaba escondido el tesoro del Faraón, y no dudó en dirigir hacia allí sus pasos. Intuía que se trataba de la olvidada Petra...

La ciudad perdida y olvidada durante siglos para todos, excepto para un selecto grupo de eruditos que transmitieron el conocimiento de su historia, había sido redescubierta. Burckhardt tuvo que verla a paso rápido, excitado por el descubrimiento, mirando de reojo aquellos formidables monumentos... y con una cabra a cuestas, que revuelta y nerviosa, no paraba de balar intuyendo lo que le esperaba en el monte de Aarón.


A los pocos años y tras la noticia, nuevos exploradores visitaron Petra, y algunos acompañados de ilustres dibujantes, como Léon de Laborde, Louis Linant de Bellefont, y sobre todo David Roberts. La ciudad rosa se hizo popular en los cultos círculos artísticos y académicos europeos. Desde entonces la ciudad ha sido totalmente cartografiada y dibujada. Avanzado el s.XX comenzaron las primeras campañas arqueológicas, que hoy siguen, aunque con lentitud exasperante. Apenas una mínima parte se ha levantado, y montañas de escombro milenario esperan la rasqueta del arqueólogo. 



                  Portada primera edición del libro "The Holy Land". Dibujos de David Roberts

En 1985 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, y toda la región conocida como Wadi Musa es hoy Parque Arqueológico Nacional protegido. Asimismo, está considerada una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno desde 2007.

Primera entrada. Septiembre de 1989...

Serían las 16.00 h cuando llegamos al hotel, en Petra. En el autocar, tras una parada técnica para comer algo, nos quedamos todos dormidos. La carretera del desierto era lenta, recta, muy ondulada, y hacía muchísimo calor...
Nos bajamos. En el hall del hotel nos ofrecieron unas toallitas húmedas refrescantes y un zumo de sandía que estaba buenísimo...Los jordanos siempre tan hospitalarios...


- Atención un momento, por favor... - Pilar era nuestra eficiente guía. Vivía actualmente en Beirut, y se entendía con los  árabes como si hubiera nacido y vivido allí toda la vida. Era la guía oficial para Siria, Líbano y Jordania-
- Identifiquen sus maletas cuando las traigan los maleteros, y mientras tanto haré el check-in para repartir las llaves de las habitaciones. Por favor, pásenme los pasaportes, y esperen un ratito aquí...Tienen una piscina muy buena y luego, cuando estén acomodados, les recomiendo un buen baño. La cena será a las 20.00 h en el comedor que da a la piscina. Relájense y descansen hoy, porque mañana será un día muy duro, y hay que madrugar mucho. Les llamarán a las 6.00 h, el desayuno a las 6.30 h, y a las 7.00 h todos en el Hall. Hay que estar entrando en Petra sobre las 7.30 h...¡¡¡
...........................................................
16.30 h

Cogí del brazo a mi amigo Luis, y le dije...
- Vamos, Luis...? - me miró sorprendido...-
- A donde quieres ir...? Al bar de la piscina a tomar unas cervezas? Si, vamos ahora...no tienes mucha sed?
- A Petra, donde coño quieres que vayamos, Luis...¡¡¡ Yo no quiero esperar hasta mañana, vienes...? Ya tomaremos las cervezas luego... y más de una, te lo prometo...¡¡¡
Luis ya sabía que cuando me pongo pesado soy insoportable, ya lo había vivido en Palmira, cuando le pedí pasar la noche en las ruinas...
- A Petra?...Pero tú estás loco...? - protestó-  No sabes ni por donde se va, si estará abierto o cerrado, y además a estas horas no habrá nadie...
- Lo sé todo Luis... no ves que fui adelante en el autocar, al entrar en el pueblo? Se lo saqué todo a Pilar - como guía del grupo iba sentada en la primera fila, al lado del micrófono, con todos los papeles del grupo y la logística del viaje-
- Las ruinas están abiertas, no hay control de entrada, solo beduinos a caballo que vigilan la ciudad antigua, y además ya vi la desviación. Está al final de esta calle a la derecha. Hay un letrero indicando >"Siq-Petra-Nabatean Antique City". Y si estamos solos mejor...¡¡¡ Te imaginas ver Petra sin nadie?...todo para nosotros? Mañana habrá mogollón de gente...
- Eres la leche Nacho...no sé...espera a que nos den las llaves y que nos suban las maletas a la habitación...déjame darme una ducha antes...
- Nooo...¡¡¡ déjalo todo aquí, coge la cámara de fotos y vámonos...yaaa ¡¡¡ 
- Joder Nacho... si se entera Pilar que vamos a entrar en Petra ahora, por nuestra cuenta, nos come con patatas...además igual es peligroso, y no tenemos los pasaportes...
- No hacen falta, llevo yo fotocopias de ellos, y si tenemos algún problema tengo tarjetas del hotel. Acabo de cogerlas, toma una... Llevo yo dólares, por si hay que negociar cualquier cosa con algún beduino...
- Y las llaves de la habitación?... y las maletas?...
- Tranquilo, la pareja de Barcelona se encargará de todo, ya están al tanto... Venga vamos....¡¡¡ 
...........................................................
16.45 h 

Y sin más, pese a las protestas de Luis, salimos del hotel y nos fuimos calle abajo, hacia la desviación que había visto desde el autocar. Eran casi las 5 de la tarde. Íbamos caminando deprisa... al poco tiempo la calle era ya un camino sin asfaltar, hacía muchísimo calor, y del sudor ya tenía el niqui empapado. El cruce estaba más lejos de lo que parecía...
...........................................................
17,00 h

Por fin llegamos a la desviación. A la derecha se indicaba la dirección del Siq. Ante nosotros se abría un amplio camino de piedra y arena, bordeado de las típicas formaciones rocosas, redondeadas por la erosión centenaria, de arenisca rojiza de la Arabia Pétrea. Más abajo había otro tosco letrero, grabado en un tablón de madera, sujeto a un viejo poste, que ponía "Wadi Musa"... Casi me da un vuelco el corazón...estábamos en el camino correcto a Petra... en el milenario...¡¡¡ No había sido consciente hasta aquel momento de la importancia del sendero que estábamos empezando a recorrer...¡¡¡
- Mira Luis...!!! estamos pisando el Wadi Musa...¡¡¡ Por aquí pasaron Moisés, Aarón, Antígono, Pompeyo, Trajano, Adriano, Mahoma, Lawrence, Burckhardt, Léon de Laborde, David Roberts, Harrison Ford, Sean Connery, Steven Spielberg...no es emocionante?...
- Y ahora nosotros, jajaja...- dijo Luis con una sonora carcajada-



El camino bajaba ligeramente haciendo una curva amplia, así que nos lanzamos a toda velocidad. Habríamos caminado unos 20 minutos, un kilómetro por aquel sendero, calculo. Yo estaba resoplando y empapado de sudor... Pero en un momento dado di un traspiés, perdí el equilibrio, seguí con un resbalón y caí al suelo en plancha y hacia adelante, sobre el lado izquierdo... ¡¡¡ Vaya cañonazo que me pegué...¡¡¡ Aparte de ponerme perdido del polvo y dejar el pantalón hecho unos zorros, me hice un buen rasponazo en el brazo y otro en la rodilla, como pude comprobar después.
- Ehhheeehhhh...!!! Te pasó algo?... Estás bien?...Cuidado...Espera que te ayudo - me preguntó Luis, ayudando a levantarme del suelo -
- No... no sé...- me incorporé como pude - ...bufff...dios...pero, mira quién viene por ahí...
Luis se giró mirando hacia el camino, y se quedó inmóvil.

    Beduino en los Cubos Djinn. Sendero previo de entrada. 
    Fuente: Petra-La Ville Rose du Désert

- Tranquilo, no digas nada y déjamelo a mi...- Luis iba a entrar en acción, y en estos casos era brillante -
Nos quedamos quietos. Yo me sacudí el polvo, tenía el pantalón roto por la rodilla, que al poco me empezó a doler. Me toqué el codo viendo que tenía algo de sangre. Luis miraba fíjamente al beduino, que se acercaba tranquilamente a caballo, sin duda le estaba analizando. Y de repente, le hizo una señal de saludo, con su mejor sonrisa...
...........................................................
17.30 h

El beduino detuvo el caballo a unos 3 metros de distancia, en mitad del camino obstruyéndolo, y nos miró, quizás más a mi porque estaba hecho un desastre tras la caída...
- Hello...¡¡¡ Qué...dando un paseo...? - Luis le saludó muy sonriente, y con una pretendida mezcla de idiomas, que siempre le daba buen resultado -
No contestó, pero tras un rato observándonos, preguntó con expresión de desconfianza:
- Where are you from...? 
- España...Spain...- respondió Luis -
- Barcelona ?... Madrid ?...
- Asturias, al norte... on the north...donde la Batalla de Covadonga...de allí salísteis calientes, eh...? jajaja...- le soltó Luis -
El beduino le miraba con cara de no entender nada...menos mal...
- Calla Luis...!!!  Cómo se te ocurre hablarle de Covadonga? Eres la leche...A ver si te va a entender, y la liamos...!!! ?? - le reñí en voz baja para que el beduino no lo oyera -
- Where do you go? - preguntó 
Estaba claro que no nos dejaría pasar. Luis me miró, como diciéndome que había que hacer algo...y con calma sacó una cajetilla de Ducados del bolso de la camisa. Le dió un golpe seco por debajo, y asomó un pitillo. Lo cogió, lo puso en la boca, y se acercó un par de pasos al beduino
- Tienes fuego ?... fire?...lumiére? - le preguntó al beduino, señalando el pitillo. Luis había tomado la iniciativa. Era genial...-
Al cabo de un buen rato el beduino reaccionó
- Spanish cigarette...? Give me a cigarette...
Luis extrajo uno despacio, se acercó y se lo dio. El beduino sacó un viejo zippo y lo encendió, luego le dio fuego a Luis. Ahí me di cuenta de que teníamos el control de la interesante situación...


- Ducados...very good black tabac. In Jordania only can smoke Gitanes... Tabaco negro francés good, but spanish Ducados is better. But is muy caro...Very very expensive. Do you understand ?... - no podía creer que Luis estuviera dándole clases de tabaco, en spanglish, a un beduino en pleno Wadi Musa...-
- Yes, is good...- dijo el beduino tras echar despacio el humo de una calada -
Luis volvió a coger la cajetilla del bolsillo, que estaba casi entera, y se la acercó al beduino. Yo no salía de mi asombro, y miraba intrigado...
- For you. Is a present...Yes, take it...regalo, cadeau...- lo dijo con insistencia y mostrando su mejor sonrisa - El beduino la miró, y rápidamente la guardó.
- Listen...escucha...vamos a...¿ cómo se llama eso Nacho? - preguntó con autoridad sin dejar de mirarle -
- Khasnè Farun, al final del Siq...- dije señalando hacia el frente - 
- Eso. We want go at the end of Siq. Ver el Khasnè Farun, y luego return...dar la vuelta. Y tú nos llevarás, ok? You go with us, entiendes?...Together... los tres...- lo dijo con tal profusión de gestos, seguridad y firmeza que el beduino se quedó callado mirándonos, y al cabo de un rato, miró hacia atrás y dijo
- Ok... Treasure facçade Kerim escort you. Bedu protection. Welcome to Petra. Come on... - hizo girar el caballo y se puso en movimiento - 
- Qué dijo?...Qué pasó?... No entendí nada...¡¡¡
- Dijo que nos escoltará hasta la Fachada del Tesoro, el Khasnè, que nos dará protección beduina y que se llama Kerim, qué más queremos Luis...¡¡¡ Eres un crack, me tienes asombrado...esto lo contaré en Oviedo, jajaja...Vamos...¡¡¡
- Pero no cuentes que con la cajetilla de Ducados iba doblado un billete de 20 dólares, vale...?
- Quéee ?...y cómo lo hiciste?...no me enteré...!!! - Luis me miraba riéndose y con gesto triunfante -
Siempre dije que era un superdotado para resolver este tipo de situaciones...
...........................................................
18.00 h

Y escoltados por nuestro recién amigo Kerim, el beduino, reiniciamos detrás de su caballo la marcha hacia el Siq. Me toqué el codo, me dolía y vi que estaba sangrando, pero me daba igual...estaba feliz.
Más abajo, pasamos por delante de innumerables restos de arquitectura nabatea, algunos casi irreconocibles por la erosión, otros mejor conservados como la Tumba de los Obeliscos. Parecía que nos íbamos adentrando en un mundo mágico a ambos lados del camino...


     Tumba de los Obeliscos. Foto Abcviajes.com

Tras caminar un trecho llegamos a una explanada en la que había varios grupos de beduinos con sus caballos, y muchos de ellos bajo tiendas de lona. Se conoce que habían terminado la jornada por la ciudad antigua. Kerim cruzó por la mitad enfocando una cortada en la montaña, y señalando con una mano dijo
- The Siq...
Viendo cómo nos observaban estoy convencido de que la fortuna nos sonrió poniendo a Kerim en nuestro camino, porque si estuviéramos solos, no nos hubieran dejado pasar. 


     Entrada en el Siq . Foto: Hoja de Rutas


Asi dibujó David Roberts la entrada al Siq, y así se encuentra ahora. Quedan los arranques del Arco romano de entrada, construido en honor a Adriano cuando visitó la ciudad, e intacto hasta el s.XIX. Se cree que bajo este arco estaban las grandes puertas de entrada. Se puede apreciar también el radical cambio del nivel de suelos, alterado por las torrenteras y los depósitos aluviales centenarios del Wadi Musa
...........................................................
18.30 h


El sol caía hacia el ocaso, por lo que casi todo estaba en sombra, y ya no hacía tanto calor. Habíamos entrado en el Siq,  una garganta que se estrechaba cada vez más, aumentando la altura de las paredes laterales. La sensación de silencio era mucho mayor que afuera, quizás porque el único sonido era el de los cascos del caballo de Kerim y el de nuestras pisadas. La verdad es que daba la impresión de entrar en un mundo desconocido...




                               Siq interno . Foto: Visitpetra.jo

Es impresionante... sobrecogedor quizás sea la palabra más adecuada. Hay tramos en los que el Siq  parece que te va a aplastar, y el color rojizo, a veces crema, de la arenisca va acusando las formas caprichosas que la naturaleza, como artista, ha ido tallando en la roca. Los contrastes de luces son asombrosos. Sin poder evitarlo Luis chifló un agudo silbido que retumbó en las paredes, dejando un largo eco. Era increíble... Kerim giró la cabeza riéndose...A lo largo y a diferentes alturas, se ven canales de recogida del agua de escorrentía, que la encauzan hacia las cisternas. El más importante está en la base de las paredes. 



                        Siq interno . Foto: Visitpetra.jo

Cada recodo ofrece nuevas perspectivas, extraordinarios contraluces que muestran la textura de la pared erosionada, bien en lineas verticales o horizontales y en las diferentes gamas del color. Se podrían hacer miles de fotos y todas diferentes... (algún día tendré que digitalizar los cientos de diapositivas que hice allí...) Y siempre el aplastante silencio, solo roto por el eco de las pisadas. Y nadie...Fue fantástico


                      Siq interno. Foto: Petra-La Ville Rose du Désert

...Salvo algún aislado jinete beduino, como Kerim.  Suelen recorrer el Siq tranquilamente y en solitario. Son los vigilantes de la ciudad nabatea, y están integrados desde siempre en su paisaje y sonido. 


                                      Siq interno. Foto: Petra-La Ville Rose du Désert

El Siq es como un túnel del tiempo, como una puerta dimensional. Da la sensación de estar en un lugar intemporal, irreal...es un espacio transitorio que conduce a un tiempo desconocido y lleno de misterio. Pero también lleno de presencias fantasmagóricas, miradas y voces del pasado... Íbamos caminando sin hablar...solo mirando a ambos lados y hacia arriba. Recodo tras recodo. 
La atmósfera es indescriptible, el silencio...de vez en cuando roto por el eco lejano de alguna piedra que cayera, o de nuestros pasos. Uno pierde allí la noción de todo...Parece que este túnel no acaba nunca...los casi 2 kilómetros se hacen eternos, sensación que se suma a la ansiedad y el deseo de ver si en el siguiente recodo aparecerá la esperada sorpresa final... y cómo será?
Llevábamos caminando tres cuartos de hora, íbamos ya a un ritmo muy rápido, con ganas de llegar al final... y me dolía la rodilla cada vez más...
...........................................................
19.15 h

Y de repente, casi por arte de magia, y a la vuelta del saliente de una inocente curva, apareció recortado por las paredes el fabuloso Khasnè Farun, envuelto en ese mágico tono rosado de la luz del atardecer. Perfectamente conservado  y enteramente tallado en la roca desde el reinado de Aretas IV, en el año 85 a.C. y construido justo enfrente de la salida del Siq. Quisimos parar para mirarlo bien, y Kerim, demostrando su sensibilidad, se apartó y por primera vez permitió que le adelantásemos. Gesto que le agradecí con la mirada.

Luis y yo quedamos mudos. Con la boca abierta...Aquel espectáculo superaba todo lo imaginable. Es increíble que esta joya esté al final del desfiladero. Y era la primera de la ciudad...¡¡¡ Qué impresión tuvieron que sentir los caravaneros de la Antigüedad, al desembocar aquí...¡¡¡  
Las elegantes líneas clásicas hacen de esta Tumba Palacio una de las obras maestras de la Arquitectura rupestre de todos los tiempos. Una nítida voz desde pasado, una mezcla del Arte Nabateo y Griego puros. Cómo se vería esta maravilla a la primera luz del día, dándole el sol?...eso lo veríamos al día siguiente...
Rápidamente salimos del Siq... 


                            Primera visión del Khasnè Farun. Foto: Jordan Select Tours

No me lo imaginaba ni tan grande, ni tan perfecto...Una estructura simétrica tallada en la pared vertical de la montaña, y vaciada a golpe de cincel, de 40 metros de altura y 30 de anchura con una profusa ornamentación escultórica casi desaparecida por la erosión y el expolio. Además aquel momento... solos Luis y yo, al atardecer, entre unos cuantos camellos que ya estaban tumbados, rumiando y listos para el primer sueño. En aquella paz mágica del atardecer, que no se parecería en nada a lo que veríamos al día siguiente, con el bullicio guiri... No podía dejar de mirarlo

      Khasnè Farun. Foto: Visitpetra.jo

Luis estaba en la otra esquina, pero en un momento en que coincidimos la mirada, le quise ver un gesto de agradecimiento hacia mi, por haber sido tan pesado en el hotel. Esta visita fugaz y prohibida la recordaríamos siempre... no tenía precio. Veinte dólares y un paquete de Ducados... quién lo diría...¡¡¡

Fui de un lado a otro sin parar, me puse debajo para dejarme poseer por la solemnidad de su arquitectura... siempre lo hago, y me acerqué con la intención de entrar en el Khasnè, pero ví en su interior a unos beduinos sentados en el suelo, que me miraron, y me corté. También vi a la derecha el camino a otras construcciones y tumbas, y seguro que allá abajo estaría el Teatro Romano y el inicio de la ciudad, pero me daba igual... ya lo veríamos con calma mañana...

De repente escuché un silbido, miré hacia atrás y vi a Kerim, en la entrada del Siq, que nos hacía una señal. Había que irse... Miré el reloj: eran las 19,45 h...¡¡¡ habíamos estado allí casi media hora...¡¡¡

Cuando nos reunimos otra vez los tres, dije:
- Luis, vamos a celebrarlo, saca un ducados y dale otro a Kerim...
Encendimos los cigarrillos, y con el humo de la primera calada di la vuelta para volver a mirar el Khasnè.
- Te imaginas cómo sería esto en su estado original ?... Esta fachada con todas las esculturas y colores ?... Con todo este espacio pavimentado?. Porque hay que pensar que una ciudad tan rica y próspera como fue Petra estaría completamente urbanizada, no solo este espacio delantero del Khasné, que es la entrada a la ciudad, si no también el Siq. Hay que pensar también que estos edificios, por su tipología clásica disponían de una escalinata de entrada, y viendo que este suelo es depósito aluvial del wadi, estoy convencido de que la cota de suelos del pavimento original, tanto aquí como en el Siq,  estaría 3 ó 4 metros más bajo que éste que pisamos ahora. Te lo imaginas...? - dije esto acompañado de elocuentes gestos y señalando al suelo -
Observé que Kerim atendía sin pestañear a lo que trataba de decirle a Luis. Me dió la sensación de que lo entendía todo.

- Vamos Kerim...? - ni me molesté en decirlo en inglés -
Mientras emprendíamos la marcha me giré varias veces para mirar otra vez...      Y esta vez fuimos Luis y yo por delante, a paso cada vez más rápido. Me reía solo, imaginándome la cara de los compañeros de viaje cuando nos vieran llegar al hotel, de esa guisa.
- Luis, estás hecho un cromo, lleno de polvo y sudor. Vaya pinta, jajaja...Te imaginas un atasco de dos caravanas de camellos aquí ? Vaya movida, no...?
- Jajaja...pues tú vas de lujo anda, encima con el pantalón roto y sangre por todo el brazo... pero tomaremos unas cervecillas en el bar, no?
- Por supuesto, nos las hemos ganado...y luego a dormir, que hemos caminado unos siete kilómetros, calculo. Además mañana hay que madrugar. Vamos a ver Petra entera, y ahora que ya conocemos parte de ella, la disfrutaremos más....
- Si, es como las copas - anotó Luis- la segunda siempre sabe mejor, jajaja...

- Tengo esta pierna hecha polvo de la caída...vaya leche que me di. Me duele...
- Por cierto - Luis se lanzó con el primer chiste - sabes ese del que va al médico porque le duele la pierna ?... y le dice el médico " la pierna izquierda le duele por su avanzada edad" , y le contesta el hombre " no puede ser doctor, porque la otra pierna tiene la misma edad, y no me duele", jajaja...
En el camino de vuelta Luis contó unos cuantos más. Era muy bueno contando chistes, sobre todo los rápidos ....

Al final del Siq, nos despedimos de Kerim. Le pregunté si tenía hijos, y me dijo que un varón de cinco años. Así que saqué de la mochila una libreta nueva de muelles, con folios cuadriculados, y cuatro bolígrafos Bic azul ( llevaba muchos porque ya sabía que escaseaban en Jordania en aquellos años, y que los niños beduinos vivían en el desierto), y se los di para su hijo. Luis le regaló otra cajetilla de Ducados... total llevaba un cartón entero en la mochila, mas los que llevaría en la maleta... 
Kerim nos dió las gracias con un "As-Salaam Alaikum", saludándonos sonriente con el mejor estilo árabe y, sin más, salimos zumbando hacia el pueblo por el Wadi Musa hacia arriba. 
Eran las 20,30 h, y se había hecho de noche...

                         Portada del folleto turístico editado por Jordan Tourism Board

No encuentro mejor manera de terminar el relato de esta primera entrada en Petra, que con la descripción del viajero y poeta victoriano Dean Burgon:

" Díme de algo tan bello cual la ciudad rosada, que yace desde siglos bajo el sol del oriente..."

Nota final:
Esta historia está dedicada a mi amigo Luis Argüelles (D.E.P.) con quién recorrí Oriente Medio el verano de 1989
También a mis amigos Alicia Ruiz, Ana Belasko y Francisco Rivera, porque un día soñaron con ir a Petra