Sígueme desde tu Email

miércoles, 4 de marzo de 2015

De serpientes y paraísos en el otorrino...( 2ª Parte)

Unos riels de recuerdo...

Sin duda las caras sonrientes de Lokeshvara, del Templo El Bayon, en Angkor Thom son un símbolo, un icono en Camboya. Están en los billetes más importantes, que por demás son preciosos, sobre todo el de mil riels. Tienen muy poco valor para nosotros, pues por 1$ USA te dan más de 4.000 riels camboyanos, y hay mucha moneda fraccionaria que se utiliza en los mercados locales de legumbres, arroz, etc.
No me sorprende, por tanto, la cara de susto que puso Sothy, nuestro joven y amable guía en Siem Reap, cuando le dimos 30$ de propina en la despedida. Debió de alucinar...



Pasaban los días y seguía sordo por el oído izquierdo. Además no podía evitar hacer los movimientos reflejos de mandíbula, ni el tirarme de la oreja...Quizás en una de esas...
Lo peor era el sonido de la vajilla: platos, pucheros, vasos de cristal... Y como la Ley de Murphy no falla, bastaba estar así para tropezar con los vasos en todos los sitios. Hasta rompí uno en el fregadero...el ruido tan agudo me hizo ver tantas estrellas como decibelios... Estaba más que harto

Bailarinas Apsara en El Bayon-Angkor Thom (Foto Nacho SM)
    
A menudo pensaba en los monumentos erosionados y gastados por el tiempo. En sus relieves mudos que describían un modo de vida. Es difícil establecer una relación con el pasado y comprender aquella cultura tan distinta y lejana a la nuestra. 
Pero el ambiente nocturno de Siem Reap, y los grupos de danza clásica camboyana que frecuentan las ruinas de Angkor, se encargan de transmitirnos y mantener vivo el pasado histórico glorioso, con sus tradiciones. Las bellísimas bailarinas hacen que la piedra vuelva a hablar nueve siglos después... 

¿ Cómo serían estas ciudades del Imperio Khmer, con todo urbanizado, rodeadas de lagos, estanques, comunicadas por calzadas, y sin selva?... 
¿ Cómo sería esta arquitectura cuando estaba recién construida, tan simétrica, tallada, pulida y policromada?... 
¿ Cómo sería el colorido ambiente en El Bayon, con las Torres - Cara de Lokeshvara, llenas de banderas, pendolones de seda y telas de vivos y hermosos colores?... 
¿ Cómo sería el sonido festivo y alegre de su música, sus danzas...?...y el olor de sus ofrendas aromáticas al pié de las innumerables estatuas de Vishnú, Shiva y Buda...?

Bailarinas en El Bayon (Fuente : OsterFestival BR Kambodscha)
   
Me gusta tocar la arquitectura. Acariciaba aquellas piedras invadidas por los líquenes, la maleza y la jungla... penetradas por las insaciables raíces de los árboles que crecieron entre las juntas de sus sillares, buscando el líquido de la vida, y destruyendo de manera implacable y pertinaz aquella fabulosa ciudad que alcanzó su plenitud en el s.XII.

¿Cual fue el secreto de tanta prosperidad durante nueve siglos, en los que el Imperio Khmer se extendió por la mayor parte de los actuales territorios de Camboya, Laos, Vietnam, Birmania, Malasia y Thailandia?
Porque apogeo y decadencia, construcción y destrucción tuvieron la misma causa.
El secreto está en el control del agua.

(Foto: Jialiang Gao. www.peace-on-earth.org-Wikipedia)
                
Angkor es la región comprendida entre el Lago Tonlé Sap y el río Mekong. Su nombre significa en lenguaje Khmer "lago de agua fresca". Es tributario del río Sap, y se une al Mekong en Phnom Penh, la capital de Camboya, al sur.

Tonlé Sap  es la mayor extensión de agua dulce del sudeste asiático, con una superficie de más de 2.500 km2 ( equivalente a un cuadrado de 50 x 50 kilómetros) y puede llegar a más de 25.000 km2 ( equivalente a un cuadrado de 160 x 160 kilómetros), en la estación de las lluvias.

Durante los monzones ocurre un fenómeno idéntico al del río Nilo en Egipto. Los ríos Sap y Mekong cambian el sentido de la corriente y devuelven el agua, generando un crecimiento del nivel. Las aguas son rechazadas por el mar, o represadas, provocando el anegamiento de las tierras ribereñas. Este fenómeno natural trae como consecuencia la fertilización de las tierras y el aumento de la pesca.

En Camboya el clima es tropical húmedo, y la estación de lluvias es de Junio a Octubre. La estación seca fría es de Noviembre a Marzo, y la seca caliente de Marzo a Junio.

El control del agua dulce conseguido por los ingenieros del Imperio Khmer, mediante el diseño de una red de lagos, estanques de almacenamiento del tipo reservoir, y acequias, garantizó el abastecimiento y administración constante del agua de regadío para todo el año. De esta manera se llegaron a producir tres cosechas anuales de arroz, lo que generó gran prosperidad social, riqueza colectiva y apogeo de su economía. 

Angkor representó el símbolo del imperio del agua. Su trazado urbanístico y arquitectura son una respuesta a su control. La arquitectura popular doméstica construida en madera, se levantó sobre el terreno con tipología de palafito, adaptándose al problema hidrológico, mientras que los templos y conjuntos palaciales dispusieron de puentes de piedra elevados sobre el terreno, y estanques de agua en los anillos concéntricos internos de su arquitectura, como hemos visto en Angkor Wat y Angkor Thom.

Estanques y puentes tipo en entradas - Angkor Thom (Foto Nacho SM)
    
Todo sigue igual, incluida la realeza europea...

En la sala de espera del otorrino seguían las mismas revistas, pero sobadas y arrugadas. Tenía ilusión en ojear las nuevas de la semana, para ver las novedades del mundo del couché, pero nada...De todas formas, desde la desaparición de Ernesto de Hannover y Jaime de Marichalar de sus respectivas cortes reales, las monarquías han dejado de interesarme...Para mi que les daban "colorido"...

- Puede pasar Ignacio - la enfermera como siempre amabilísima -
- Buenos días Ignacio... siéntate. A ver... ¿ cómo vamos...? - el médico siempre optimista -
Mientras le contaba mis sufrimientos se levantó, se puso una lente especial y comenzó a explorar mi oído izquierdo. 
- Nada doctor, sigo sin oír nada, aunque los pinchazos agudos no me dan con tanta frecuencia, y los vasos de vidrio...- con una leve señal de un dedo me mando callar - 
Me fijé en su mano. Llevaba un sello de oro con el zafiro azul, rectangular y facetado. 

Tras un rato de observación en que me parecía que silbaba una canción, dijo: 
- Visto Ignacio...Tienes inflamada la zona de los canales semicirculares y los nervios auditivos del oído interno. Pero tranquilo, porque te recuperarás... es cuestión de tiempo. Además esta humedad de Asturias no ayuda nada... Deberías de irte unos días al sur. Benidorm es buen sitio: paseos y mar. Mano de santo...
- Es usted el segundo médico que me recomienda ir a Benidorm. El otro colega suyo fue el traumatólogo que me mira los lumbagos....¿hacen milagros allí...?
- Casi, Ignacio... la gente viene recuperada de todos los males, y con un lustroso color. Por cierto, me metiste el gusanillo y el otro día vi en casa la película de Lara Croft : Tom Raider. Me fijé en las ruinas que salen...¿son de verdad tan grandes esos árboles...?

Arboles y raíces en Templo Ta Prohm (Foto Nacho SM)
     
¿Donde habíamos quedado...?

Angkor...a donde quiera que mires solo ves jungla densa, árboles gigantescos, gordas y carnosas raíces que avanzan como trepadoras, devorando la arquitectura. Salvo los templos principales se ven por doquier restos inestables de una arquitectura ya vencida por la poderosa e implacable naturaleza, a lo largo de los siglos.
La mayor parte de las ruinas no se pueden visitar o tienen espacios restringidos señalizados o con pasarelas. Además de estar prohibido salirse de ellos, sería una temeridad hacerlo... parece mentira para mi haber caído en esa trampa...

Te advierten los guías que es una jungla con todo tipo de bichos, serpientes, mosquitos... Está todo empapado por la humedad y los líquenes. El suelo es irregular, fangoso y para asustarte dicen que puede quedar alguna mina anti-persona olvidada, de los tiempos no tan lejanos del Jemer Rojo. Se puede desprender alguna piedra de las construcciones...
Puedes resbalar en los precarios escalones llenos de musgo, y caer con suma facilidad...
Los camboyanos son ágiles y están en su medio. Saben por donde pisan, pero los turistas occidentales somos "patosos" y no estamos acostumbrados a andar entre piedras. 
Pero Angkor es gigantesco, y está lleno de tentadores rincones misteriosos y templos perdidos entre la maleza y el tiempo...
Sí... los árboles son como en la película de Lara Croft. 


Bien... pero vayamos por partes.
Si tomamos la puerta norte de El Bayon nos encontramos a la izquierda con un zócalo de 4 mt de altura y 300 mt de longitud, llamado la "Terraza de los Elefantes" con cinco escaleras simétricas de subida, que se diferencian por los motivos ornamentales de sus relieves. 
Fue utilizada por los reyes como estrado para los desfiles militares, festivales y recepciones.

Terraza de los Elefantes (Foto Nacho SM)
    
El zócalo está tallado con relieves de desfiles de elefantes, de un tamaño casi natural. También hay representaciones antropomórficas de tigres, leones, serpientes, gansos sagrados, y Garudas con los brazos levantados. Sujetan el arquitrabe de la plataforma real portando telas o serpientes vencidas.

Garudas y leones en la Terraza de los Elefantes (Foto Nacho SM)
   
 Garudas y leones en la Terraza de los Elefantes (Foto Nacho SM)
   
Garuda es el águila gigante sobre la que vuela el dios Vishnú. De imponente aspecto tiene el rostro blanco, cuerpo de color dorado, pico y grandes alas rojas. Es el jefe de la raza de las aves y enemigo de las serpientes Naga, que muestra vencidas con orgullo. Se considera la versión oriental del Ave Fénix. Es un animal sagrado en todo el sudeste asiático. Indonesia y Thailandia la tienen como símbolo nacional. 
Como curiosidad la primera línea aérea de Indonesia se llama Garuda Airlines.

Detrás de la Terraza de los Elefantes, se encuentra el recinto de la Pirámide Phimeanakas, construida en el s.XI con sillares de laterita roja, de 35 mt de altura en tres niveles, conocida como el "Templo sobre las nubes", o también "Palacio Celestial". Es un templo hinduísta que estuvo activo durante cinco siglos, y en él tenía lugar la ceremonia de coronación del Rey, como deidad sobre la tierra.

Pirámide Phimeanakas (Foto Nacho SM)
    
  Pirámide Phimeanakas (Foto Nacho SM)

Cuenta la leyenda que allí habitaba una serpiente Naga de 9 cabezas, que adaptó forma de mujer y se apareció al rey, con quién yació antes de ir a acostarse con su esposa y concubinas. Si el rey no lograba acostarse con la mujer serpiente, moriría. Pero si lo conseguía, garantizaría la continuidad de su linaje.

En Angkor las dimensiones son siempre extraordinarias. El recinto de la Pirámide está rodeado por una muralla de 5 mt de altura y abarca casi 15 hectáreas, o lo que es lo mismo : un rectángulo de 250 mt x 590 mt. Todas las entradas y subidas a la pirámide están flanqueadas por leones guardianes. En las esquinas de cada nivel se sitúan esculturas de elefantes. Los accesos a la pirámide son a través de puentes axiales, elevados sobre estanques, siguiendo el patrón de la arquitectura khmer. El recinto está lleno de ruinas de antiguas edificaciones, entre ellas un palacio real.

Templo budista Preah Palilay (Foto Nacho SM)
    
Perdido entre la selva encontramos el Santuario budista Preah Palilay. Es uno de los lugares que más me gustan de Angkor, porque está aislado de los circuitos. El sendero que lleva hacia los árboles invita a entrar, pero no es un acceso seguro : los grandes árboles han colonizado las escaleras colapsando la estructura. El precario andamiaje de bambú, que han colocado, parece garantizar temporalmente un cierto equilibrio.
Me encanta esta imagen tan descriptiva, sugerente y casi novelesca... 
Pero hay que ser cauto y evitar riesgos, así que lo mejor es buscar la entrada por un sitio más seguro. Lo más prudente es dar un rodeo por algún lateral.

Templo budista Preah Palilay (Foto Nacho SM)
    
Una vez dada la vuelta nos encontramos con un pequeño pero magnífico templete-baldaquino de cuatro pilares de madera tallada con cartelas campaniformes de celosía, doble cubierta a cuatro y a dos aguas, y tímpanos frontales con decoración vegetal. Debajo podemos admirar un hermoso Buda sentado en la postura de manos, o mudra, de atraer la fé a la tierra, es decir la mano izquierda abierta hacia arriba y la derecha con los dedos tocando el suelo. Está adornado con banderines, ofrendas y flores aromáticas. Lleva la túnica naranja azafrán, el color de los monjes budistas, que significa la renuncia a los placeres mundanos. 
Es un lugar que me resulta inspirador. Solitario y poético, donde se respira paz y una profunda armonía con la naturaleza.
Diría que está cargado de espiritualidad.

Puerta Este de Preah Palilay (Foto Nacho SM)
    
Pasear por Angkor es una experiencia inolvidable. Perderse por la jungla, llena de piedras por todos los sitios...sentir la naturaleza, la historia...Ser consciente que estás en un mundo misterioso, tan lejano como exótico, y que tienes que atrapar cada bocanada de aire, cada gota de sudor del tremendo calor, cada rayo de contraluz de sol, cada minuto...para recordarlo toda la vida, y poder contarlo.
Haría falta tener el verbo del poeta para describir esas sensaciones...
Caminando un rato hacia el Este nos encontramos con la única puerta que queda en pié de la antigua muralla que rodeaba el Preah Palilay. Es impresionante...

Puerta Este de Preah Palilay (Foto Nacho SM)
    
Es una maravilla del mejor estilo de arquitectura Angkor Thom s. XIII/XIV. 
Un muro liso de sillería, con impostas superiores en relieve curvo, conserva un tramo en buen estado, aunque invadido por los líquenes, mientras que su simétrico está colapsado. En el centro se yergue una Puerta-Torre del tipo Gopuram, un elemento característico de la arquitectura hinduísta en general, y de Angkor en concreto. Es una torre ornamental en forma de pirámide escalonada, desprovista de esculturas. 

Nuevamente aparece la referencia al Monte Meru, o monte sagrado del hinduísmo, donde habitan, según el Mahabharata los 33 millones de dioses, y en concreto Shiva y Vishnú.

Puerta Este de Preah Palilay (Foto Nacho SM)
    
Aquí lo tenemos a pequeña escala. con todos sus elementos : muro de acompañamiento sin ornamentación y en laterita roja, base podio con puerta central, dos cuerpos laterales lisos con ventanas cuadradas y pilastras rectangulares en piedra caliza gris. Sobre la puerta el dintel con inscripciones o motivos vegetales en bajorrelieve, dos pisos escalonados y pináculo piramidal de remate. Sobre las pilastras de los extremos de cada piso, se reproduce en pequeño, a modo de acrótera, el edificio repitiendo todas sus características. La estructura va perdiendo masa pétrea a medida que crece en altura, hasta el pináculo piramidal de coronación. 
Toda una lección de arquitectura khmer, aunque está de "mírame y no me toques..."

Parada técnica...

- Hay mucho más, pero le estoy enseñando solo una selección de lo más importante de la zona Oeste de Angkor Thom, ahora tenemos que volver a la Terraza de los Elefantes para ir a la zona de la película de Tom Raider, al Este. Así que si quiere hacemos un reseso...
- ¿Doctor, si me permite, puedo usar su aseo un segundo?
- Sí, por supuesto. Es esa puerta de la derecha...
El otorrino miraba con interés la última foto de la Puerta de Preah Palilay...

- Yo no tengo prisa, pero si tiene pacientes esperando, le sigo enseñando cosas otro día... porque ¿ tendré que volver otra vez, no?...
-No... no te preocupes Ignacio,  no hay ningún paciente más en la consulta, y hoy no te voy a cubrir la ficha para la Mutua Médica para no pagar más. Además, gracias a ti estoy conociendo Angkor, y veo que estás mejor - le miré incrédulo, con sorpresa -
- Pues no sé en qué lo nota, porque sigo igual de sordo...
- Sí se nota,  porque te tiras menos de la oreja, hablas más bajo y no mueves tanto las mandíbulas, y eso es buena señal. Solo quiero que vuelvas a la consulta cuando notes que vas recuperando la audición. Quiero ver cómo es la evolución neurológica del oído interno. Tu caso me tiene intrigado. Lo he llamado "el caso Angkor".
- Espero que sea verdad lo de la mejoría, y me alegro del nombre tan exótico que le ha puesto, pero yo prefiero llamarlo " el mal del picador khmer"...Por cierto doctor, si hubiera llevado ese anillo de zafiro índigo que lleva, no me hubiera picado ese cabrón de mosquito.

Zafiro estrella. Fuente: GemSelect
                               

Dios es de color azul

La cara que puso el otorrino habló por sí sola. Me miró fijamente con la boca abierta, y luego miró su anillo. Frunciendo el entrecejo, en un gesto de perplejidad soltó...
- Ahora sí que no entiendo nada, y me acabas de romper todos los esquemas...¿qué tiene que ver mi anillo con todo esto...?
Me arrepentí al instante. No debí de decirle nada, porque los médicos, como toda la gente "de ciencias", son un poco cuadriculados y no creen en estas cosas, pero ya que me metí en harina, no me quedó más remedio que seguir la corriente.

- Pues que es un zafiro azul facetado, y aunque no es estrella, como hubiera sido lo deseable, me hubiera servido igual para espantar al bicho. Es una piedra preciosa muy popular por sus poderes, y valorada como sortija entre las mujeres y hombres del sudeste asiático. Es la piedra de la inmortalidad para los hinduístas, un poderoso talismán y la gema de los nacidos en Septiembre.
- Me lo regaló mi mujer...por cierto nací en Septiembre...- dijo pensativo el otorrino -
- Claro, ahora lo entiendo. Seguro que su esposa lo sabía, y conoce sus propiedades...

  Estrella de Asia. Fuente: Ahsan Mukhtar ( Smithsonian Museum Washington)

- Vamos a ver, despacio Ignacio... ¿me puedes explicar de qué propiedades me hablas...?
- A ver, doctor... vamos por partes. En esos países se cree, desde tiempos remotos, que el zafiro estrella calma la tensión provocada por miedos, ansiedad, estrés. Cura enfermedades de la piel, neuralgias, lumbagos, calambres, tumores, ciática, caída de pelo, epilepsia, meningitis, problemas de riñón, vejiga, y también picaduras de insectos y bichos. Fortalece los huesos y limpia la sangre. Estimula el chakra del tercer ojo, la clarividencia, la creatividad, la imaginación, la alegría... En fin... que tiene poderes preventivos y curativos si te frotas con él. Por eso le decía lo del anillo y el mosquito... me entiende?
- No...¡¡¡ no entiendo nada Ignacio, pero... ¿crees de verdad en estas cosas?
- Ni sí, ni no, doctor. Yo, por si acaso necesito tirar de todo tipo de talismanes y amuletos esta temporada, porque me están saliendo enemigos hasta debajo de las piedras. Respeto mucho la cultura y tradición oral, sobre todo en estos países. Su relación con las cosas de la naturaleza es completamente distinta a la nuestra. Yo le cuento, usted escucha, y luego saca sus propias conclusiones. Cuando allí tallaban zafiros, aquí andábamos en taparrabos...ya sabe. Los romanos ya conocían el zafiro estrella de La India, que era muy cotizado. Plinio el Viejo lo llamaba " Piedra de la Luna" y le atribuía poderes mágicos.

- Verá. Allí me contaron todo sobre los zafiros estrella, y me gustaron tanto que me permití el lujazo de comprar uno en Siem Reap, para mi Lola. Fue el último día del viaje. Una compra con un regateo agotador, pero muy buena como pudimos comprobar cuando la llevamos aquí a analizar. Desde entonces es mi gema preferida, y por lo que he leído después, junto con el diamante, el rubí y la esmeralda, el zafiro es la piedra preciosa por excelencia en la historia de la humanidad.

Estrella de La India ( Museo de Historia Natural NYC)
    
- Alucino... todo esto es nuevo para mi, y me está intrigando. Sigue, sigue... y cuando escuche toda la historia y la asimile, ya te contaré. Pero soy muy escéptico...
- Claro, usted está todo el día aquí metido en la consulta sin ver el mundo, y vengo yo ahora a que me cure la sordera de allí con un montón de fotos, y a cambio le pongo las orejas calientes con historias extrañas. Yo sordo y usted con las orejas calientes, y los dos hablando de zafiros. Es surrealista, verdad?... jajaja...

-Verá...el zafiro es de la familia del corindón. Tiene dureza 9 en la escala de Mohs, es decir que solo le supera el diamante. Se puede tallar facetado, como su anillo, o en "corte de cabujón" redondeado. En este caso produce un fenómeno óptico llamado "asterismo". Se trata de una estrella de seis puntas formada por el reflejo de las impurezas lineales del dióxido de titanio, o rutilo. De ahí viene el nombre de zafiro estrella. El color más valorado es el azul intenso o índigo, pero también el gris azulado, que es el que compramos allí.

- Hay ejemplares muy famosos, protagonistas de largas historias de amores, robos, asesinatos, etc. El mayor del mundo es el célebre "Estrella de La India", con 563 quilates, expuesto en el Museo de Historia Natural de New York, y también el "Estrella de Asia", con 330 quilates que se puede ver en el Smithsonian Museum de Washington, pero hay muchos más en museos, colecciones y, sobre todo en coronas reales.

   "Sangre Fría". Novela de Preston & Child . Fuente: Google
             
- Asimismo el zafiro estrella está en la literatura tecno-thriller de acción: es la gema preferida del célebre detective Aloysius Pendergast, protagonista principal en las novelas de Preston & Child. También el profesor de simbología religiosa Robert Langdon, en las novelas de Dan Brown, hace alguna reflexión sobre el zafiro estrella.

-Es una gema que atrae poderosamente. Se considera sagrada, divina, la Piedra de la Sabiduría, de la Inmortalidad, depositada en la tierra por los dioses más antiguosEl profeta Ezequiel dice que Dios está sentado en un trono de zafiro. El profeta Daniel en sus variadas visiones de Dios le describe de color azul. En el Cantar de los Cantares también hablan del color azul del rostro de Dios. Fíjese que en la Torá hebrea se dice que Moisés recibió los 10 Mandamientos sobre tablas de zafiro. En el Éxodo cuentan que cuando Moisés, Aarón y los ancianos de Israel subieron al Sinaí para recibir las últimas instrucciones de Yahveh, tras la entrega de las Tablas de la Ley, el pavimento en la cima era de zafiro. En el Antiguo Testamento hay abundantes referencias al color azul safir, asociado a la presencia divina, que incluyen telas, tapetes de protección del Tabernáculo, bordes y ribetes de túnicas para los sacerdotes, etc, etc...

- Si me permite la licencia especulativa personal, ya sospeché algo raro cuando volví a ver la película Avatar. Si recuerda doctor, los humanoides na´vi eran de color azul. Quizás era una forma sutil de sublimar su pureza, en contraposición a los malvados terrícolas. Seguro que no se trata de una cuestión inopinada o accidental...James Cameron no tiene un pelo de tonto, y estuvo bien asesorado.

Na´vi (Avatar)
                              
- Por otro lado, los persas creían que la tierra reposaba sobre un zafiro gigante y que su reflejo daba el color azul al cielo.  Y, por aquellas tierras,  para simbolizar los mejores atributos de la cosmogonía hinduísta, tanto Shiva como Vishnú tienen su piel de color azul. Es decir, que si coges de aquí y de allá a los dioses, resulta que son de color azul... ¿no le parece fantástico?

Vishnú Vishvarupa (Victoria & Albert Museum) 
Foto: Smithsonian´s Arthur M. Sackler-Gallery
                  

- Y para acabar me gustaría recordar la reflexión de Santa Hildegarda Von Bingen (1098-1197). Una monja alemana de la Europa bajo medieval, conocida como la Sibila del Rhin y la Profetisa Teutónica, por sus visiones extáticas, que decía : 
" Quien es torpe y quiera ser inteligente debe, en estado sobrio, pasar la lengua sobre un zafiro porque el calor y la energía de la piedra combinados con la saliva, expulsarán los jugos nocivos que afectan a la inteligencia, así el hombre alcanzará un buen intelecto"


- En fin, doctor... que la historia del zafiro tiene muchas "derivadas", como dicen ahora. Si quiere comprobar sus propiedades puede comenzar practicando con el suyo, pero si tiene intención de comprar un zafiro estrella, lo mejor es hacerlo en las joyerías oficiales del gobierno camboyano, en Siem Reap.

- Para una sortija, lo ideal por precio y tamaño, son unos 14 quilates, y le advierto que hay que regatear mucho, porque los comerciantes asiáticos saben latín. Pero lo que va a ahorrar le compensará el viaje. Volverá a España con una joya de extraordinaria calidad y certificada. Un recuerdo inolvidable. Pero frótese bien con uno, antes de meterse entre las ruinas...por aquello de los mosquitos, ya sabe...

El arbol de Lara Croft

- Increíble...hoy voy a tener que tomar una buena copa antes de ir a casa. Necesito asimilar todas estas cosas. Ignacio, eres como un encantador de serpientes, y me has lavado el cerebro con cosas extrañas, que encima me las he creído. No sé cómo lo haces...- asintió resignado el otorrino -
- Lo de la copa es buena idea, y lo de encantador de serpientes me ha gustado mucho, lo pondré en mi currículum, jajaja... También le digo que las cosas inútiles suelen ser muy interesantes. Yo soy especialista en investigar sobre temas culturales que no valen para nada. Es lo que más me ayuda para sobreponerme de las angustias diarias. Así me va...- le contesté riéndome -

- Y, una cuestión Ignacio, ¿donde puedo enterarme de todo esto? Me ha interesado lo de los zafiros, y quisiera tener información. Siempre me han gustado las piedras preciosas...
- Pues en mi blog. Tengo un reportaje sobre Angkor, donde cuento todo este rollo. Se llama "...entre la 42 y la Quinta"Entre en el buscador de Google y allí salgo...Le gustará.

 Lara Croft : Tomb Raider II ( Escena en Ta Prohm)
   
- Vale, enséñame ahora el sitio de los árboles... ¿te importa?
- No, doctor, qué va...¿no quiere ver otros templos de Angkor? Hay muchísimos más : pirámides, palacios, templos, estanques, Shivas, Vishnús, Budas... y tengo cientos de fotos con más historias interesantes y divertidas...
- No, gracias. No quiero entretenerte más y estoy algo cansado. Con lo de hoy ya tengo bastante ...Presiento que me pasaré la noche perdido en una selva, resbalando entre piedras mohosas, huyendo despavorido de mosquitos gigantescos, y buscando zafiros escarbando con las uñas entre las raíces de árboles enormes...

- Tetrameles Nudiflora Ficus Gibbosa...- puntualicé -
- El quéee...? - preguntó sorprendido el otorrino-
- Es como se llaman esos árboles gigantes. Son de hoja caduca, y superan los 30 metros de altura. Su corteza es marrón dorado. Con la luz de la tarde parecen de oro. Son árboles del tipo baniano, una especie de parásito colonizador que se apodera de su anfitrión, sea otro árbol o un edificio, hasta estrangularlo y destruirlo. Crece a gran velocidad y sus raíces son aéreas. Son organismos malvados, destructores, pero interesantísimos. En Angkor hay muchos, pero los del Templo Ta Prohm, son los más famosos y están protegidos.

Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
                    
 Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
                   
- Cuando los franceses en el s.XIX comenzaron a restaurar los templos, y despejar la selva, tomaron la decisión de conservar los gigantescos árboles banianos, pues estos habían colonizado las estructuras de tal manera que la interacción mutua entre la arquitectura anfitrión y el árbol huésped, hacía imposible eliminarlos sin destruirse mutuamente, optando por mantener esta imagen de dramático equilibrio para la posteridad, y apuntalando donde se pudiera para evitar derrumbes.

Raíces aéreas del Tetrameles Nudiflora ( Foto Nacho SM)
    
Raíces aéreas del Tetrameles en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
- Las raíces aéreas del Tetrameles son como grandes serpientes boas, gordas y de sección redondeada. Se retuercen mostrando voluptuosas curvaturas de adaptación a su edificio anfitrión, con textura orgánica, lisa y suave...casi carnosa. Y se extienden insaciables durante decenas de metros abrazando a su presa.

 Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
   
Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
- Las múltiples raíces colonizan el edificio, siguiendo sus aristas y penetrando por las juntas de su mampostería hasta reventarlo hasta sus cimientos, provocando en su abrazo mortal un colapso estructural irreversible. En algunos casos, en que los edificios ofrecen más resistencia, parece que alcanzan un pacto de coexistencia permanente, como se puede apreciar en muchos casos en Ta Prohm.

Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
- Impresionante ¿verdad...? Uno se queda sin habla viéndolos. La verdad es que Ta Prohm es el templo más misterioso de Angkor. Su nombre significa "antepasado de Brahma". Fue construido en el s.XII, y llegó a ser el mayor monasterio budista khmer. Su planta es como todas, a base de muros y claustros concéntricos con estanques, pórticos, torres, patios... un auténtico laberinto de pasillos y agobiantes galerías oscuras, con resbaladizas piedras que se mueven cuando las pisas. 
- Es un recinto gigantesco de 60 hectáreas, rodeado por una muralla de 1.000 mt x 650 mt. Pero la mayor parte es jungla y está muy roto por los árboles. Sus conjuntos vecinos, en la zona oeste : Bantei Kdei, Srah Srang, Neak Pean y Preah Kahn tienen proporciones similares e idéntica tipología arquitectónica. Nosotros los hemos visto casi todos...
- O sea, que puede estar usted varios días en Angkor viendo ruinas sin parar. Aquello es grandioso y supera con creces todas las expectativas.

Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
Tetrameles Nudiflora en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
- Pero voy a enseñarle, para acabar, la otra especie vegetal predominante en Ta Prohm

Ficus Gibbosa en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
    
- Se trata del Ficus Gibbosa, o "árbol del algodón de seda". Se diferencia del Tetrameles por sus raíces, que recuerdan las enmarañadas redes de la seda, formando una telaraña inexpugnable, que se mete por todos los intersticios de la mampostería del edificio anfitrión.

 Ficus Gibbosa en Ta Prohm ( Foto Nacho SM)
   
- Lo más curioso es que, en Ta Prohm, llega un momento en que ya no miras para la arquitectura sino para los árboles. Te han atrapado igual que a ella, y te conviertes en su anfitrión intelectual. Te pasa lo mismo que a la cara de Lokeshvara en el billete de 1.000 riels del principio, que está envuelta en las raíces. Es su victoria. La de Angkor...
- Por cierto Ignacio, ¿ quién leches era Lokeshvara? Es que no has parado de hablar de él en todo este tiempo...
- Ya, jaja...esa es otra hermosa historia para otro día, doctor...Mientras tanto puede investigarlo usted por si mismo. Ahora ya sabe bastantes cosas de esa cultura...

-Y para acabar voy a mostrarle una de mis fotos favoritas. Es un fragmento de la colección de maravillosos Budas que se almacenan en el Templo Pre Rup. Un poco al norte. Son todos del s.XII, que equivale al Románico europeo. Allí está la prueba de que todo aquello fue, en sus tiempos de esplendor, un mundo de color...

Budas en Pre Rup-Angkor ( Foto Nacho SM)
    
- Y esto es todo, doctor . A no ser que quiera ver los otros templos...
- No, no, pufff... con esto ya tengo bastante. Vaya historia...Estoy hasta mareado...
- Como quiera...y...¿qué le ha parecido la excursión...? ¿Paseará por aquí algún día con su mujer, como lo hicimos Lara Croft, mi Lola y yo..?
- Pero cuando vaya, recuerde que tiene que frotarse con el zafiro azul antes de meterse entre las piedras...lo digo por aquello de los mosquitos khmer, jajaja....
- Definitivamente Ignacio, esta noche voy a tomar un par de copas... ¿Cómo dices que se llama tu Blog...?