Sígueme desde tu Email

lunes, 9 de noviembre de 2015

La danza giratoria del éxtasis

 En Memoria de Khaled Al-Asaad ( 1933 - 2015 ), que dio su vida por Palmyra


                                                                                                                                  
********************************************************************************************************
Konya, en la Anatolia central

Ven, seas quien seas. 
No importa que seas infiel, pagano, adorador de ídolos o del fuego. 
Ven, incluso si has renegado cien veces, si no te has arrepentido. 
Ven tal y como eres...
                       Yalal ad-Din Muhammad Rumí - Mevlâna ( Afganistán 1207 - Konya 1273 )

Semah. La Danza Derviche. (Fuente: Transanatolia.com
Para situarnos, estamos en una de las regiones donde arranca la Historia.  
Hay restos de ocupación desde el Paleolítico Superior, pero muy cerca de Konya, a unos 35 Km al Este, está el sitio arqueológico neolítico de Catal Höyük, donde se han encontrado los restos de una de las aldeas más antiguas del mundo, allá por el 8000 a.C. 

Hoy están expuestos en el extraordinario Museo de las Civilizaciones Anatolias de Ankara, que, por cierto, es uno de los museos arqueológicos más interesantes del mundo. 
Una sociedad agrícola desarrollada, sin duda en una zona fértil y muy atractiva para asentamientos residenciales estables, como así ha demostrado el curso de la Historia.



En el entorno del segundo milenio a.C. pasó a formar parte del reino hitita. Los pueblos llegados desde Tracia, en el lado europeo del Helesponto, una vez asentados en la zona central de Anatolia, fundaron la nación de los Frigios. Estos tuvieron protagonismo en el final del reino Hitita, y en la participación en la Guerra de Troya, hasta caer en manos del los " Pueblos del Mar" sobre el 1200 a.C. Un gigantesco movimiento migratorio de teórico origen occidental noreuropeo, a finales de la Edad del Bronce y posterior a la Guerra de Troya, que acabó extendiéndose por Oriente Medio arrasando todas las civilizaciones. 
Un misterioso enigma sobre el que se sigue debatiendo, y del que se tienen pruebas en algunos registros arqueológicos: Biblos, Amarna, Tanis, Ugarit... y gráficas como en el Templo de Ramsés III, en Medinet Habu - Luxor. 

Finalmente su reino cayó ante los "Pueblos Cimerios", procedentes de las regiones caucásicas situadas hoy en Azerbaiyán, Rusia, Crimea y Ucrania. Cymeria, un país de origen dudoso, al que Homero  describe como "...la región de la noche eterna en los confines del Océano, y que es la antesala del Hades..."

Después de los Cimerios, el territorio fue dominado por los Asirios, y luego por Alejandro Magno, pero tras la muerte del Macedonio, la región de Konya pasó a ser dependiente del Diádoco Lisímaco (360-281 a.C.). Tras el convulso periodo seleúcida se integró en el Reino de Pérgamo, amigo de Roma, y finalmente en el 133 a.C. pasó a formar parte del emergente mundo romano, en su fase republicana.

Tras las ocupaciones árabes de los s. VII, VIII y IX la ciudad fue anexionada para el Imperio Selyúcida turco-persa, y luego jugó un importante papel en el transcurso de las dos primeras Cruzadas, siendo conquistada por Godofredo de Bouillón en 1097, y por Federico Barbarroja en 1190. En el s.XIII llegaron los Mongoles, y en el s.XV se integró en el Imperio Otomano.

Fue llamada "Kawania" por los frigios, "Iconium" o "Ikonion" durante el periodo inicial romano. Con el Emperador Claudio se llamó "Claudiconium", con Adriano "Colonia Aelia Hadriana" y también "Augusta Iconiensium". En tiempos bizantinos su nombre fue "Ikonium" , evolucionando después a "Koniyeh", y finalmente a Konya.

Hoy es la quinta ciudad más grande de Turquía con casi dos millones de habitantes. Una moderna y próspera ciudad agrícola, industrial y de negocio, con una prestigiosa Universidad, y que cuenta con el segundo monumento mas visitado del país. 
El primero es el impresionante conjunto del Palacio de Topkapi, en Estambul. 
El segundo es la Tumba Mausoleo de Mevlâna, en Konya. 
Y es uno de los símbolos de Turquía.



Jardín de las Rosas
Mausoleo de Mevlâna. Konya. (Foto: Nacho SM)
Mevlâna Rumí

Tierra ¿porqué meditas en silencio?
La tierra me contestó:
"En mi interior tengo un jardín y un arroyo subterráneo"
                                                                                            ( Mevlâna Rumi )

Nuestro personaje se llamaba Mohammed Jalaladdin. Nacido en Afganistán en 1207. 
Apelativos posteriores fueron "Mevlâna", que significa "nuestro gran maestro", y "Rumí" que se aplicaba a los anatolios de origen romano oriental, es decir los bizantinos.
Y dado que su nombre musulmán era bastante común, la composición más popular de su nombre, y por la que fue más conocido Mevlâna Jalaladdin Rumí, viene a significar: "Nuestro Gran Maestro Jalaladdin, el romano". (Interpretación personal)

Su padre fue sultán, y maestro con cierta influencia en su país desde generaciones. Debido a la invasión Mongola, su familia y un grupo de amigos afines, con sus enseres y 300 camellos, tuvieron que emigrar en 1212 hacia el Oeste, pasando por Baghdad, La Meca, Medina, Jerusalen, Damasco, etc hasta establecerse en Konya. 
Tras unos años, ya establecido y siendo maestro en la Madrasa Central de Konya, su padre Sultan-ul Ulema Bahaeddin Veled falleció. Su cuerpo está enterrado en el Jardín de Rosas, un hermoso remanso de paz, anexo al Mausoleo.


Mevlâna. (Fuente: Wikipedia)
Tras la muerte de su padre, Mevlâna Rumí empezó a dar clases en la madrasa de Konya. Con el tiempo, y su amistad con el maestro sufí Shams-i Tabrezi, se fue forjando el corpus espiritual místico, literario y poético, de su obra. Un modo de entender el Islam y la relación de Dios con el mundo. Fue un gran pensador, poeta, filósofo e iniciado en los misterios del Sufismo, una corriente mística heterodoxa dentro del Islam. Su círculo académico en Konya, llegó a tener más de 500 alumnos aprendices, que acudían a sus clases diariamente a aprender todas las disciplinas, incluso métodos de meditación, ayuno y caridad hacia los pobres.

Con Shams llegó a tener una intensa relación personal e intelectual, que produjo celos y envidias entre sus alumnos, por lo que tuvieron que separarse en dos ocasiones, y durante largas temporadas. Pero su desaparición repentina la noche del 5 de Diciembre de 1248, es un misterio aún sin resolver.

Mevlâna le buscó durante largo tiempo, incluso hasta Damasco, hasta el convencimiento de que había sido asesinado. A su regreso a Konya siguió profundizando en la enseñanza del sufismo en compañía de sus alumnos.
Un día, mientras paseaba delante de una tienda en el Bazar de los Joyeros, oyó al Jeque Salahaddin y su aprendiz batiendo el oro con el martillo y cantando a ritmo. Mevlâna entró en éxtasis con la armonía del sonido, y comenzó a girar sobre sus pies, una y otra vez con los ojos cerrados... De esta manera nació la "Danza Espiritual de los Derviches Giróvagos", creando la famosa orden de los "Mevlevíes" que pervive hasta hoy día.

Rumí falleció el 17 de Diciembre de 1273, rodeado de su familia, aprendices y mucha gente que le admiraba en Konya. Fue inmediatamente reconocido como uno de los Maestros Sufíes, Poeta del Amor y Filósofo más grandes de la Historia. Su tumba es uno de los lugares de peregrinación más importantes del Islam, una segunda Kaaba para los sufíes, y en sus proximidades se ha construido un moderno centro cultural que lleva su nombre, trascendiendo su figura.
 
Mausoleo Tumba de Mevlâna y ticket de entrada.
Sus enseñanzas y escritos, de componentes filosóficos, esotéricos y exotéricos, trascienden el Islam para ser universales. Buscó la belleza a través de la poesía, el amor, la tolerancia y la verdad. El corpus de su obra comprende más de 50.000 versos y cinco obras excepcionales : Mathnawi escrito en idioma persa consiste en una serie de cuentos entrelazados con sus ideas y pensamientos místicos. Diwan-e Kabir es un compendio de poemas de amor. Makatip es una colección de cartas sobre temas espirituales. Fihi-Mafih y Majales-e Sab´a son una serie de discursos y sermones reunidos por su hijo. Por último las Hadices o conversaciones como instrumento de difusión de sus ideas. 

Condenó la esclavitud, predicó la monogamia y la importancia de la mujer en la sociedad civil y religiosa. Atacó la ostentación y la ansiedad por lo material. Mevlâna no fue un profeta. El Sufismo no es un culto, sino una filosofía de vida. Creía en la música, la poesía y el baile como medio de acercamiento a Dios. Creó la danza sagrada, llamada "Semah". Una especie de viaje místico, extático o astral, dando vueltas sin parar buscando simbólicamente la verdad, entrando en armonía con el Cosmos.

En la aurora del amor eterno
las almas vuelan fuera de los cuerpos
y el hombre alcanza el estado de percepción
en el que con cada respiración
puede ver y tocar
sin ojos y sin manos
                                                           ( Mevlâna Rumí )

Sus poemas de amor hacia todas las cosas, unidad, armonía y paz entre los pueblos del mundo pueden ser oídos hoy en cualquier espacio religioso del mundo, independientemente de la religión que se profese. y también en espectáculos de Arte y Música en los grandes teatros actuales. 

Un año después de su muerte, en 1274, se construyó su Tumba Cenotafio, llamada Kubbe-i Hadra, o Cúpula Verde. Una espectacular construcción cilíndrica diseñada por el Arquitecto Bedreddin de Tabrez. Asimismo el artista Selimoglu Abdulvahid construyó su sarcófago de madera. Ambas obras están consideradas obras maestras del Arte Selyúcida, un estilo de influencia persa que se desarrolló en Anatolia entre los s.XI-XIII.


Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
...el que busca las puertas...

La ciudad construida por Allah, el Señor, es la humanidad, y tiene cuatro puertas. 
La primera es la manifestación de Allah, y a través de ella se muestra a quien lo ve. 
La segunda puerta muestra los atributos de Allah reflejados en todos los seres. 
La tercera puerta muestra sus hermosos nombres manifestados en su Creación. 
Y la cuarta puerta es la manifestación de Su Esencia, en la que EL se ve a si mismo. 
La visión y el que ve las puertas, se vuelven uno, cuando se pronuncia la frase Bismillah ir-Rahman ir-Rahim, nombre divino de Allah.

Derviche significa "...el que busca las puertas".
Es quien sigue las enseñanzas sufíes de Mevlâna, y se ha iniciado en el camino derviche, practicando la Semah, o danza ritual buscando el éxtasis y la elevación mística hacia Dios.
Tras su muerte se fundó la Orden de los Derviches Giróvagosuna corriente espiritual que cuenta con millones de seguidores en todo el mundo, sobre todo en Turquía, India y Pakistán. Su centro está en Konya.

Si tus pensamientos son una rosa 
Eres un jardín de rosas 
Y si son una espina
Eres leña para el fuego

                                                           ( Mevlâna Rumí )


Semah. La Danza Derviche.
El Semah es el adorno del alma que ayuda a ésta a descubrir el amor, a experimentar el escalofrío del encuentro, a despojarse de los velos y a sentirse en presencia de Dios.
Muchos son los caminos que conducen a Dios, y yo he elegido el de la música y la danza...
                                                                                                                    ( Mevlâna Rumí )


                                                                                                       Sufí Dance & Music 
                                                                                               Bahramji-Ney feat Mashti

Tú eres el secreto del secreto de Dios
Tú eres el espejo de la belleza divina
Todo lo del Universo está dentro de ti
Pregúntate todo a ti mismo
El que estás buscando es también tú
                                                           ( Mevlâna Rumí )

El proceso de iniciación es complejo y duro. El novicio tiene que superar un aprendizaje de 1001 días en que se prepara en todos los aspectos: comunitario, místico, formativo y físico. Para aprender la danza debe de controlar primeramente el equilibrio. Para ello practicará descalzo con un clavo entre los dedos de los pies, y aprenderá a girar hasta dominar el dolor y el vértigo del giro. Con los brazos extendidos, la mano derecha está orientada al cielo, para captar la energía cósmica que recorrerá su cuerpo, convertido en canal, y que entregará con su mano izquierda orientada hacia la tierra. La cabeza ladeada por el contrapeso, y los ojos cerrados buscando la máxima concentración, separándose del mundo terrenal para visionar a Dios. 

Los derviches forman un círculo y giran en grupo, en rotación cada uno sobre su eje y sentido antihorario, y en traslación sin perder la posición relativa ni las distancias entre ellos, como si se tratase de un giro planetario alrededor del sol. Cada derviche es como un planeta que gira alrededor del Sol, que es Dios. Una representación del Universo en la que cada movimiento tiene un significado preciso, al igual que el ropaje que llevan. Se inicia con ropaje negro, del que se desprenden, para quedar con ropaje blanco.

El ritmo lo marca una cadente y primitiva percusión, dirigida por el Sheik o Jeque, que se sitúa en el centro, acompañada de flauta y laúd. La velocidad angular va aumentando progresivamente hasta alcanzar el éxtasis. Hay que pensar en que este tipo de danzas colectivas místicas o sagradas, con ritmo de percusión, en torno a un fuego, un ídolo o una presencia, son comunes en las culturas del arcano de los tiempos.

La danza, con un ritual preciso, se divide en cuatro sesiones de quince minutos, con pequeños descansos, y el Sheik se incorpora a la última. Tuve ocasión de asistir a una Semah derviche nocturna en un caravasar próximo a Konya... y no lo podía creer. Llega un momento, en la última sesión, que el ritmo era frenético, la velocidad angular daba mareos con solo verlos, y se le ponía a uno la piel de gallina con el ambiente generado. Cuando dan por terminada la danza, los derviches besan el suelo. Dado que es una ceremonia ritual y no un espectáculo, no se debe de aplaudir al final.

Solo el amor y quien ama
Pueden vivir más allá del tiempo
Entrega tu corazón a esto
Lo demás no tiene importancia
                                                           ( Mevlâna Rumí )

La Cúpula Verde


Construcción de la Kubbe-i Hadra. (Miniatura Ugur Orgerm)
La construcción original era abierta y sustentada por cuatro grandes columnas. Hoy está integrada en las sucesivas ampliaciones históricas, posteriores y de época otomana. Sobre este Tetrapylon de Cuatro Puertas, y de planta cuadrada, que cubría el sarcófago, se elevaba un tambor octogonal hoy revestido de planchas triangulares de zinc, del que nace una torre cilíndrica compuesta por 16 generatrices, también cilíndricas, hasta una cornisa imposta. Sobre ella se apoya la mal llamada cúpula que, en realidad es un pináculo que recoge las 16 generatrices, esta vez cónicas, hasta la aguja de remate, con una altura total de 25 metros. 

El conjunto está revestido por azulejos de Kutahya, una histórica ciudad turca del Mar Egeo muy famosa por su cerámica. Fue utilizado el color verde turquesa por ser un color sagrado para el Islam, y el preferido del Profeta Muhammad ibn Allah ( castellanizado Mahoma). Una banda horizontal, a modo de hermoso collarino en azulejo azul, muestra en caligrafía Zuluz ( de origen omeya y caracteres cursivos, se considera la más elegante, solemne y difícil ), el versículo Bismillah ir-Rahman ir-Rahim, nombre divino de Allah, el Clemente, Compasivo y Misericordioso, según se expresa en la apertura del Corán.


Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Naturalmente el conjunto ha sido ampliado en todas sus fases históricas. Desde tiempos del Imperio Selyúcida, luego con el Beylicato de Karamán y finalmente en el Imperio Otomano. Durante el s.XX han sido repuestos los bellísimos azulejos de Kutahya, y convertido de Mausoleo en Museo.


Interior de la Kubbe-i Hadra. Foto: Nacho SM
Interior de la Kubbe-i Hadra. Foto: Nacho SM
Sarcófago de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Sarcófago de Mevlâna desde Semahane. (Foto: Nacho SM)
Bajo la Cúpula Verde se desarrolla una bóveda sobre planta cuadrada, y de cuatro caras apuntadas, formando una estrella de ocho puntas. Los paramentos y columnas interiores muestran bellísimos ornamentos policromados de yeso, con decoraciones hechas a mano, e inscripciones con versos de los escritos de Mevlâna. En el centro se sitúa el sarcófago con la cabeza orientada hacia La Meca. Está tapado por un Puside Levha, o cobertor funerario tejido en hilo de oro y seda, con motivos de caligrafía geométrica coránica. Está considerado el mejor ejemplo de la artesanía otomana de brocados del s.XIX, siendo una donación del Sultán Abdülhamid II.  Sobre él está situado su turbante verde turquesa. 

Delante se construyó en Período Otomano la Cámara Giratoria, llamada también Ritual Hall, o Semahane, un espacio cuadrado de 18 mt de lado, con pavimento de madera listo para la Danza, cubierto con una cúpula semiesférica decorada con motivos florales geométricos de gran dinamismo, simulando los movimientos de rotación y traslación cósmicos de la Semah. Este espacio fue la primera ampliación del Mausoleo, que se dedicó a la danza sagrada derviche. 

Semahane. (Foto: Nacho SM)
Cúpula de Semahane. (Foto: Nacho SM)
Es utilizado actualmente como museo, y alberga una importante colección de ejemplares del Corán, entre los que destaca el ejemplar más pequeño del mundo, del que cuentan que su autor quedó ciego escribiéndolo, objetos rituales, alfombras para rezos incluyendo la propia de Mevlâna, y una fabulosa alfombra de seda con la representación de la Kaaba que tiene tres millones de nudos ( 144 por centímetro cuadrado), incensarios, lámparas de cristal de los mamelucos, dibujos iluminados, manuscritos, relicarios, poemas de Mevlâna, etc. Es un lugar fascinante con un trasiego permanente de gente de todas las razas y países del mundo.


Sala Semahane. (Foto: Nacho SM)
Sala Semahane. Al fondo la Tumba de Mevlâna (Foto: Nacho SM)
Arqueta de la Sacra Barba del Profeta (Foto: Nacho SM)
Una de las reliquias más importantes del Museo es la Arqueta Sakal-i Sherif, que contiene hebras de la Sacra Barba del Profeta Muhammad ibn Allah. Está situada en el centro y bajo la vertical de cúspide de la bellísima cúpula.
Esta Sala ocupa el centro neurálgico del conjunto, y desde ella se accede a otras salas menores que contienen los sarcófagos y tumbas de familiares y descendientes de Mevlâna, alumnos, etc, hasta un total de 66 bellísimos sarcófagos. También sirve de paso a la mezquita interna, con las salas separadas de mujeres y hombres, comunicadas visualmente entre sí. 


Mezquita interna. Área hombres (Foto: Nacho SM)
Mezquita interna. Área mujeres (Foto: Nacho SM)
El conjunto, con un ambiente cosmopolita de una gran vitalidad, está conformado por una adición de espacios de distintos usos y privacidades bajo un mismo techo, formado por diferentes tipos de cúpulas, iluminaciones y decoraciones, configurando un atractivo espacio híbrido, mixto y polifuncional de enorme interés religioso, artístico, cultural y arquitectónico. Ciertamente, una vez dentro y visto, no apetece irse. Lo normal es retroceder para volver a verlo todo otra vez desde la entrada. Puedes pasar allí mucho tiempo observando con fascinación la actividad y la vida del Mausoleo. 
Se pueden hacer fotos, pero sin flash.


Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Pero si el ambiente dentro es muy entretenido, el exterior no se queda atrás sobre todo en las operaciones de descalzarse y volver a calzarse a la entrada y a la salida, pues recordemos que en todos estos lugares sagrados hay que entrar descalzos, operación no exenta de bromas y risas por parte de los turistas.


Entrada al Mausoleo de Mevlâna. (Fotos: Nacho SM)
La gran puerta de entrada está formada por celosía sobre bastidor triangular, portal de mármol gris y blanco en arco rebajado, y doble puerta de madera con tallado de tracería en láminas de plata, siguiendo la técnica tradicional kündekari. Son originales del período otomano, según proyecto del Arquitecto Mimar Sinán. 

En el dintel superior del arco reza una inscripción que dice:  
"Este es el lugar sagrado ( Kaaba) de los enamorados. Los que entran aquí incompletos, saldrán completos"


Entrada al Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Ambiente en el exterior del Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Las diversas edificaciones y equipamientos que complementaron el Mausoleo original, luego su adaptación a Convento de la Orden Derviche: celdas, biblioteca, cocinas, museo de alfombras, despachos, aulas, etc, fueron construidas en periodo otomano, s.XVI, por el Sultán Soleimán I el Magnífico y su sucesor Sultán Selim II, bajo proyecto del Gran Arquitecto Real Mimar Sináncuya obra principal se desarrolló en Estambul y alrededores. 
( Ver reportaje de este mismo Blog: " De Mezquitas por Estambul" ).
Hoy día han sido adaptadas principalmente a Museo, aunque se celebran numerosos actos culturales: exposiciones, danzas, conferencias, etc.

Entorno del Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Entorno del Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Accesos al Mausoleo de Mevlâna. (Fotos: Nacho SM)
Dado su uso permanente y diario, con gran afluencia de público y turismo de todas las nacionalidades, razas y credos ( en 2013 se alcanzó la cifra de 2.900.000 visitantes), ha sido objeto de numerosas restauraciones y trabajos de conservación y mantenimiento, que llegan hasta nuestros días.


Accesos al Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Accesos al Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
El animado patio de acceso está presidido por la imponente presencia de la vecina mezquita otomana del Sultán Selim II, proyectada por el arquitecto Mimar Sinán siguiendo una tipología de mezquita ya construida en Estambul. Delimitando el patio en dos de sus lados se desarrollan las 18 celdas de los derviches residentes, cada una con una pequeña cúpula y una chimenea. Su construcción de l año 1584, es asimismo otomana. 

En el centro se puede admirar la Sadirvan, o Fuente de Abluciones, llamada Shab-i Arus, que significa: "La Noche de la Boda", o noche de su muerte, en la que él se unió eternamente con el Divino. Fue construida en 1512 por el Sultán Selim IEs una fuente de mármol hexagonal, reconstruida varias veces. En su origen los seguidores bailaban la Semah a su alrededor el 17 de Diciembre, aniversario de la muerte de Mevlâna.


Tumbas de Derviches y Sadirvan. (Foto: Nacho SM)
En el extremo opuesto del patio, y a la derecha de la entrada al recinto, frente a las celdas, se encuentra Sel Sebil, una curiosa fuente ornamental construida en el s.XIX, que dispone del frontón de un sector de tapa de un sarcófago romano, y unas  ménsula con forma de conchas, de descarga del agua, según la serie romboidal 1-2-3-2-1, que podemos interpretar como que "el Uno surte al Todo, y el Todo lo devuelve al Uno" .


Fuente Sel Sebil y celdas Derviches. (Foto: Nacho SM)
...Qué lugar fascinante, qué historia la de Mevlâna, y qué misterio el de la Semah, la increible Danza Derviche, Desde luego todo tiene su origen, una causa y una explicación. Y el viaje nunca se acaba mientras uno esté descubriendo cosas que ha visto pero no ha comprendido debidamente en el lugar. Hoy he descubierto los misterios del Sufismo, la mística de Rumí y el éxtasis frenético de la danza. Ahora comenzaré a leer su obra poética... aún no ha terminado el viaje...

Pero, por deformación profesional, lo que más me llamó la atención tanto en 2001, la primera vez que estuve en Konya como este pasado verano, fue la potencia plástica de esa fabulosa Kubbe-i Hadra, o Cúpula Verde. Con que facilidad un elemento arquitectónico diseñado con seguridad, se convierte en símbolo, como un faro, un hito de referencia y define el paisaje asociando su forma al significado que representa. Es por tanto moderno en concepción de diseño, pues se aleja del canón y la tipología, pero sobre todo muy valiente en su expresión arquitectónica como volumen, textura y color.
Y al finalizar la visita, de la que te vas del Mausoleo, no puedes dejar de mirarla... 


Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Visión bajo torre. Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Mausoleo de Mevlâna. (Foto: Nacho SM)
Hoy, en las proximidades del Mausoleo se puede visitar el moderno Mevlâna Kültur Mer, el gran Centro Cultural que lleva su nombre. Un espléndido equipamiento con una sala abierta de baile, o Semahane, para 10.000 espectadores que acoge multitudinarios actos derviches rodeada de un estanque y amplios espacios ajardinados exteriores. Dispone de aulas de formación, biblioteca, talleres infantiles, salas de exposiciones, canchas de deporte, piscinas climatizadas, salón de actos, etc.
La obra de Mevlâna, su legado, han trascendido al tiempo.

Mevlâna Kültur Mer


                                                                         El ritual de la Danza Giratoria Derviche 
                                                                                                     Video: Gonzalo Zalo

Morí como mineral y fui una planta 
Morí como planta y ascendí a animal
Morí como animal y fui hombre
¿Porqué tener miedo a la muerte?
Una vez más moriré como hombre y ascenderé al mundo de los Ángeles
Y luego me elevaré más allá de los Ángeles
Y aquello que no puedes imaginar
Eso seré


                                                                                            ( Mevlâna Rumi )