Sígueme desde tu Email

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La columna que llora en Yerebatan

Navegando por el Bósforo, Estambul. Foto: Nacho SM

Constantinopla, Bizancio, Estambul...

Todo es especial en Estambul: el amanecer, la luz, el tráfico, el ruido, la intensidad de la vida en la ciudad, la mezcla de culturas y religiones... es una ciudad fronteriza y de acusados contrastes. Siempre lo ha sido.... Oriente y Occidente se miran en el Bósforo, por eso apetece salir del hotel cuanto antes, para meterse de lleno en ese magma...


El Bósforo desde la Mezquita de Soleimán, Estambul. Foto: Nacho SM

Un magma en el que la arquitectura de todos los periodos históricos está presente y mezclada en cada esquina, calle o plaza...y donde el ruido del claxon de los coches en los habituales atascos, se mezcla con la llamada a la oración de los almuecines, desde lo alto de los minaretes de las mezquitas, llenando de ecos la ciudad.
Por eso hay que madrugar, salir pronto del hotel, meterse de lleno en ese gigantesco caleidoscopio cultural, disfrutar de ese universo multicolor, sufrir a los pesados mercaderes ambulantes que no te dejan en paz, los asfixiantes calores, los penetrantes y variados olores... meterse en Estambul.


Restos del Arco de Teodosio, Estambul. Foto: Nacho SM

Saliendo temprano del hotel y tomando la larga calle, llamada Ordu Cadessi, arteria que lleva a Yeniçerilar Cadessi se pasa por delante del Gran Bazar, y se llega a la zona histórica de Sultanahmet, donde están Santa Sofía y la Mezquita Azul. Es un agradable y largo paseo por una de las avenidas más animadas de la ciudad. 

Al coger la calle se pasa por la Plaza Beyazit donde hoy está la Universidad de Estambul. Antiguamente fue el Forum Tauri, un importante espacio público de la antigua Constantinopla, levantado por Constantino y reformado por Teodosio en 393 d.C. Siguiendo el modelo urbanístico del Foro de Trajano, disponía de amplios espacios, basílica, mercados, columna triunfal, etc...


Arco de Teodosio, Estambul. Foto: Nacho SM

Llaman la atención los restos del Arco de Triunfo de Teodosio, formado por tres arcos al modo romano con el central más ancho y alto. Dispone de ocho singulares columnas en cada lado, agrupadas dos a dos, con capiteles corintios, y fustes tallados con altorelieves al tresbolillo, que parecen reproducir la maza de madera de olivo de Hércules. Este grandioso arco triunfal de cuyo tamaño dan fe los restos de las columnas, estaba coronado por las estatuas de Teodosio mirando a Occidente, y de su hijo Arcadio mirando a Oriente, fue gravemente dañado por el terremoto del 558 y finalmente destruido por el del 740.
Hoy podemos imaginarnos esta curiosa construcción gracias al brillante trabajo del Dr. Rudolf Naumann (1910-1996) arquitecto, arqueólogo y historiador alemán.

En Estambul hace muchísimo calor desde primera hora, y en cuanto sales a las calles de más tráfico, circulación y actividad, el agobio de la gente aumenta la sensación térmica, pero siempre me resultó grato este ambiente, hasta que...

- !!! Hola hola coca cola...!!! Spain ... !!! Antonio Banderas...amigo...!!! Selim vender Lacoste, Armani, Hugo Boss, Carolina Herrera, Vuiton... Spain crisis, no money... but Selim barato, first quality...only mirar, no problem... !!!

- ...Vaya hombre, ya empezamos... - me dije a mi mismo pensando en voz alta-

Aunque ya sabía cómo eran las calles de Estambul, no contaba con el acoso comercial tan temprano... Debí de parecer presa fácil, al verme sacar fotos a los mármoles.
Aquel hombre turco iba cargado de fardos de plástico con todo tipo de prendas de ropa y sus diferentes tallas: cazadoras, camisas, nikis, jerseys, calzoncillos, calcetines.... 
Era una tienda andante que se me echó encima de repente...no sé cómo podía aguantar ese brutal cargamento con aquella solana. Además la calle, en la zona de las columnas de Teodosio, frente a la Universidad era bastante empinada y costaba caminar, por culpa de tanta gente y encima cargado con bolsas.

- No no, gracias thank you...no quiero nada. Nothing...
Traté de esquivarle acelerando el paso, pero el tío se puso rápidamente a mi lado caminando con sorprendente agilidad. Me parecía una montaña...
Con su mejor sonrisa tras un enorme bigote, el gigantón atacó de nuevo...

- Spain pobre, no money...a lot of crisis... I know...but Selim hacer good price, very good price ... ¿Barcelona? ¿Madrid?... ¿Ronaldo? ¿Messi?...
- No, Asturias ... al norte ... y Atlético de Madrid, Cholo Simeone, Mono Burgos... y Arda Turan, el vuestro... ¿los conoces? ¿Do you know them?...
- Ohh Yes ...Arda Turan cliente Selim ...¿conocer Guti, futbolista rubio español con pendientes?... jugar en Besitkas. También cliente Selim in Estambul, jajaja ...

A todo esto yo iba caminando a toda velocidad para ver si le agotaba y me dejaba en paz, pero el tal Selim me seguía el paso, cargado como un bruto, jadeando y sudando copiosamente, pero tuve la sensación de que no iba a ser fácil quitármelo de encima... 

Le fui aguantando los acosos comerciales mezclados con amplias referencias futbolísticas hasta llegar a la altura del Gran Bazar, en Yeniçeriler Cadessi, confiando que sería su destino natural, quedándose allí y que me daría por imposible, pero como casi siempre en estos casos, me equivoqué. Los accesos al Gran Bazar estaban atiborrados por lo que me fue imposible sacar ninguna foto, así que aceleré el paso...


Primera galería del Gran Bazar, Estambul. Foto: Nacho SM

Qué impresionante es el Gran Bazar de Estambul, uno de los mercados más antiguos y grandes del mundo, construido en 1455 por el Sultán Mehmed II, y donde trabajan 20.000 personas en más de 4.000 tiendas, donde se vende de todo lo habido y por haber, repartidas en 64 calles, como la de la fotografía, y plazas interiores abovedadas.

Dicen que en temporada turística entran diariamente entre 300.000 y 500.000 visitantes, y lo puedo garantizar, pues entré varias veces y era casi imposible caminar.
Una gigantesca estructura, un auténtico laberinto en el que es muy fácil perderse. Es curioso que en una de sus puertas principales reza una inscripción: "Dios quiere al que hace negocios". Quizás algún día le dedique una historia en el blog ...

Estambul siempre fue un gran mercado, y parece mentira para mi, pues siempre les digo a mis acompañantes que cuando nosotr@s andábamos en taparrabos por Asturias, en Estambul ya vendían alfombras, y que cuando un turco te mira, es que ya te ha vendido algo aunque tú no lo sepas aún, y además sabe qué es y lo que te va a cobrar...en esto nos dan mil vueltas...y para los "marujos" como yo, Estambul es nuestra perdición.

Así que por darle confianzas y seguirle el juego a Selim con Arda Turan, Guti, Luis Aragonés, etc...caí en sus redes como un novato guiri gilipollas. 
Estaba claro que iba a venderme algo, pero no se lo iba a poner nada fácil...

Seguí caminando a buen paso cruzando la plaza del Gran Bazar, pero Selim me leyó el pensamiento, se pegó a mi, y pasó a la acción comercial directa.

- Selim tener prenda perfecta for you Antonio Banderas. Barato and first quality. No encontrar another like this. Exclusif Estambul...one moment, only mirar, wait...
Con un movimiento rápido desembaló una cazadora sin cuellos, de color azul marino con forro rojo interior.
- Cazadora Lacoste... look. Reversible blue outside and red inside, bolsos... touch, is suave como seda. No arrugar, no planchar, no agua... barato. Amigo Spain pobre, for you 70 iuros... Let me see, ok... XL... I think, ok.
Le dio la vuelta, tiró de ella, la estrujó y me la presentó entre los hombros...lo cierto es que era una preciosidad. La toqué y ciertamente era muy suave.
- Do you like? ... probar. No problem, no compromis, only mirar... Selim tener más colores beautiful...absolut garanty...
- Si, cierto Selim... es muy bonita, pero España crisis y yo muy pobre, no money ... Además no es Lacoste, es falsa, tiene el cocodrilo descosido y torcido ¿ no lo ves?.... Me engañas Selim... no first quality  y es muy cara ... Además quiero hacer unas fotos a la columna quemada...quizás otro día, no la quiero...no quiero nada, goodbye, adiós.


Columna de Constantino, Estambul. Foto: Nacho SM

Estábamos llegando a Çemberlitas (nombre que significa columna reforzada), donde está la Columna romana monumental de Constantino, conocida como la Columna Quemada. Pertenecía al Foro de Constantino. Fue levantada en el 330 d.C. por el emperador, cuya estatua que la remataba, representado como Apolo.  

Su función fue conmemorar la declaración de Bizancio como la Nueva Roma, capital del Imperio Romano de Oriente. Fue derribada por una tormenta en el año 1106. Quedó parcialmente destruida y mermada de altura como consecuencia de los sucesivos terremotos e incendios, siendo reforzada por unos collares de hierro varias veces a lo largo de su historia. Se dice que Constantino enterró importantes reliquias en su base, como trozos de la Vera Cruz de Cristo, de las cruces de los dos ladrones, el hacha con la que Noé construyó el Arca, trozos del cesto del milagro de los panes y los peces, aceite que usó María Magdalena para los pies de Cristo, restos de piedra de las Tablas de la Ley de Moisés, etc...

Finalmente fue restaurada en 1995, al estado que vemos hoy.


Columna de Constantino y recreación. Foto: Nacho SM

Estaba construida en pórfido, una roca volcánica muy valorada en el mundo antiguo desde las civilizaciones asiria, egipcia y romana, por su color purpúreo, resistencia y dureza superiores al granito. Fue utilizada masivamente como revestimiento en el Palacio de Constantino, en Constantinopla, y posteriormente en el arte bizantino en general : paneles murales, pavimentos, mosaicos, estatuaria, sarcófagos...

La columna, que hoy alcanza los 35 mt de altura y que ofrece un lastimoso aspecto, tuvo que ser impresionante en su momento, teniendo en cuenta su altura total estimada de 50 mt, y que le faltan tres anillos del fuste, además del grandioso capitel corintio y la estatua del emperador Constantino Apolíneo.

Apenas cerré la cámara de fotos, Selim me hizo volver a la realidad

- ¡¡¡ Nooo amigo Antonio Banderas...¡¡¡ Cocodrilo original but mal cosido. Coser mejor en uno momento ... Selim no falso. Gran Bazar si falso. Selim first quality, padres, abuelos, hijos... comerciantes respect too much in Estambul ...Ok, don´t worry, probar cazadora...no problem ... Selim amigo de Spain, comprender crisis, hacer descuento for you. The last price 60 iuros... Great opportunity
- De eso nada Selim... La probaré por hacerte caso, pero nada de comprar, es carísima, déjamela, give me... ¿tienes por ahí un espejo?...one mirror ?...

Selim miró hacia atrás y emitió un discreto silbido. Al instante, un niño salió disparado hacia una tienda próxima, y al poco rato apareció cargando con un enorme espejo.
Lo tenía claro... en mi horizonte mañanero se me avecinaba un duro regateo...

Columna de Constantino. Foto: Nacho SM

Mientras tanto, otro silbido llamó mi atención, el del tranvía urbano que tenía la parada justo debajo de la columna y avisaba de su salida hacia Santa Sofía. Si lo hubiera cogido no estaría ahora liado con la cazadora dichosa ...

Por otro lado no dejaba de sorprenderme la estructura comercial que tenía Selim. La aparición repentina del chaval, que fue corriendo por el espejo, indicaba que venía siguiéndonos desde el principio, y que estaba atento a cualquier urgencia comercial.

Y allí me encontraba yo, a las 9.00h de la mañana, a mis años... en Çemberlitas, bajo la Columna Quemada de Constantino el Grande, esperando como un estúpido a que llegara un chaval, cargando con un espejo del tamaño de una puerta, y a punto de probarme una cazadora falsa de Lacoste, en plena calle y en medio de la vorágine caótica de Estambul ...

- Esta no es mi talla Selim, me queda muy pequeña ...¿ qué me diste?...
- No problem Antonio Banderas ...dar de si, estirar, look ... no problemo
- Pero bueno, ¿ no ves que es una talla pequeña? Esto debe de ser una L, o una M...anda, mira déjame en paz, no quiero nada y tengo prisa...
- No amigo, uno momento, no prisa, wait ... Selim tener XL

Se descolgó una funda de plástico que llevaba sobre el hombro, con más cazadoras y sacó una XL. Vi que las tenía también de otros colores: gris claro, beige...y también reversibles. La verdad es que eran muy aparentes ...
Posé la mochila con la cámara en el suelo, me puse la cazadora, la ajusté bien tirando de las mangas y del cuello, y me vi en el espejo del chaval 

(Esta ya me queda mejor ...la verdad es que está hecha a mi medida) - pensé para mi -

Me quedaba clavada, ni floja ni apretada, perfecta, la cremallera subía y bajaba con gran suavidad. Azul marino y reversible en color rojo, los bolsos seguros, con solapa interior y profundos, el cuello cómodo, elástico, sin solapas, como me gustan a mi, y con estilo, el cocodrilo en su sitio y bien cosido, la tela era impermeable y el tacto suave como la seda ...

- 30 euros Selim, ni uno más... es falsa y me queda muy apretada, encogerá en cuanto se moje con la lluvia de mi tierra. Llueve mucho... it´s rain always, sabes?
- Nooo... 30 iuros nooo Antonio Banderas...!!! Last price for you 55 iuros, very cheap...
- Mira Selim, es carísima, it's very expensive, ni tu precio ni el mío. Te doy 35 € y carretera... Me quieres engañar, esto no es Lacoste ...
- Nooo...!!! Selim no engañar, ser pobre como Spain: mujeres, hijos....¡¡¡ life is very difficult...¡¡¡ Allâhu - Akbar  but for you special price 52 iuros. Last price...Is the best quality of Estambul...¡¡¡
- Nada Selim, se acabó... 35 € y vas en moto
- No moto...your price is not possible...no negocio, no bussiness... Selim quiebra... 

Al cabo de un rato de discutir, y ver que disertaba en turco medio enfurecido, me puse a caminar calle abajo a toda velocidad, como dando a entender que se había acabado la negociación. Cogí pues la calle Divanyolu Cadessi, que fue la Vía Imperial romana de Constantino, y que hoy lleva a Sultanahmet y a las Mezquitas, y aceleré el paso. Era muy difícil caminar por la cantidad de gente que había. Evidentemente Selim se puso a mi altura, haciendo slalom como podía, sin parar de protestar y quejarse, y vi también que el chaval nos seguía detrás con el gran espejo, haciendo virguerías para esquivar a la gente.


Sultanahmet, al fondo la Mezquita Azul. Foto: Nacho SM

Al llegar a los primeros árboles de la plaza del Sultanahmet, donde se accede al Hipódromo y a la Mezquita Azul con sus jardines delanteros, paré en la sombra a descansar. Los tres íbamos con una copiosa sudada, sobre todo el chaval del espejo, que ya me daba pena...
¿Porqué me habría metido yo en este lío desde tan temprano...?
Aquella era una situación surrealista...

- Amigo Antonio Banderas... last price special para Spain crisis, no for me, no for you: 50 iuros. This cazadora  for aleman, riuso or american turist rico 80 iuros mínimo. No problem...Comprender Turquía and Spain pobres...
- Vamos a ver Selim... te voy a hacer mi última oferta: si te cojo esa riestra de 12 calcetines de Lacoste, y esa otra de 12 calzoncillos de Hugo Boss que llevas ahí en el cinturón, que sabes que son falsos, y la cazadora, te doy 45 €. Es un buen negocio, y lo sabes...
- Nooo... banca rota Antonio...!!! No falso...Gran Bazar si falso...Quiebra for me...¡¡¡ Selim pobre... esposas, hijos, comer, cenar, colegios ... !!! Allâhu - Akbar !!!
- Pues lo lamento...I' m sorry, tú venir detrás de mi, no yo, y tengo mucha prisa, adiós...

Y me fui, dejándolo plantado. No soy muy buen negociante, pero sé que esta estrategia suele dar buen resultado. Unos metros más abajo se llega a la delantera de Santa Sofía, donde comenzaban a concentrarse los grupos turísticos. Y como suponía, escuché a Selim acercarse llamándome la atención a voces ...


Sultanahmet, Basílica de Santa Sofía. Foto: Nacho SM

- OK...!!! amigo Antonio Banderas, 45 iuros...ok...!!! mal negocio for me, buen negocio for you... but Turquía and Spain buenos amigos, very good friends... Guti, Arda Turan...ok. One moment... Selim envolver ropa para amigo...pero the last favor, please... Ohhh Allâh...mal día for me, but give me propina para chico, espejo grande y pesar mucho para que Antonio se vea elegante. Allâhu - Akbar ... the greatest, the most misericordioso ... amigo, look... Por Allâh caridad, ver chico sudar ...

Y como uno tiene su sensibilidad, viendo la sudada del pobre chaval, que vino cargando detrás de nosotros con un espejo del tamaño de una puerta, toda la Vía Imperial de Constantinopla, desde antes de la Columna Quemada, le di a Selim 50 €.

- Toma Selim, 50 €, y la propina se las tú al chaval. A mi no me metas en líos...
- OK, thank you, Allâh is the Greatest ... ¡¡¡ Spain pobre, pero gran país hermano. Antonio tener buen corazón, Selim tener buen corazón, but no ganar money hoy with you, no bussiness for me, but Selim ser the best comerciante de Estambul. Cazadora modelo único and first quality ... Antonio ser feliz hoy ... hacer good bussiness gracias a Allâhu - Akbar misericordioso ...¡¡¡ The greatest...¡¡¡ Selim no money, but feliz, ser voluntad de Allâh ...

Y allí, delante de Santa Sofía, y tras la retahila expresiva y una efusiva despedida, me quedé por fin solo, con una cazadora impresionante, que utilizo mucho por Oviedo, y una buena colección de mudas que me durarán una larga temporada o las regalaré... ya veré.

Eran casi las 10.00h y me parecía que había pasado un día entero con Selim. Estaba agotado, apenas había empezado la mañana y ya iba cargado de bolsas, así que para relajar un poco me senté en una terraza a la sombra, debajo de Santa Sofía, a tomar un Café Frappé, un enorme café expreso helado, típico de allí

Qué gracia Selim, y Antonio Banderas, jajaja... esto tengo que contarlo yo en Oviedo...


Entrada a la Basílica Cisterna. Foto: Nacho SM

Me supo a gloria aquel café, así que recuperadas las fuerzas me encaminé a la entrada a la Basílica Cisterna, en Yerebatan Cadessi.

El suministro de agua potable siempre fue un problema en el mundo antiguo, sobre todo en las grandes urbes. Por ello se acometieron ambiciosas obras de ingeniería, como los acueductos romanos, entre los que destaca el del emperador Valente, o los grandes depósitos soterrados o cisternas, en previsión de que los acueductos pudieran ser destruidos en conflicto bélico. 

En Estambul llegó a ser tal la necesidad de agua, que se llegaron a acondicionar las cimentaciones de antiguas iglesias, impermeabilizando con yeso, para adaptarlas a cisternas. Al final del período romano y comienzos del bizantino, la ciudad tenía resuelto el problema con más de 60 cisternas, destacando entre ellas la de Yarebatan, más conocida como la Basílica Cisterna.


Panel obras en la Basílica Cisterna. Foto: Nacho SM

Fue construida por el emperador Justiniano I (527-567 d.C.) en muy poco tiempo, a unos 100 mt al oeste de la Iglesia de Santa Sofía. 

Primeramente abastecía de agua a toda el conjunto imperial romano bizantino: palacio y dependencias. Más tarde a los jardines y conjunto del Palacio Topkapi y otomanos.
Como sucedió en el resto de la ciudad, sufrió destrucciones, incendios, abandono  y, finalmente restauraciones en el s.XX, extrayendo decenas de miles de toneladas de barro sedimentario para su acondicionamiento y conservación como monumento histórico. 
Desde finales de los años 80 puede ser visitada, resultando una experiencia inolvidable.


Bajada a la Basílica Cisterna y vistas. Fotos: Nacho SM

Sus dimensiones son descomunales y similares a una gran basilica normal.
Mide 140 mt de largo x 70 mt de anchura, es decir una superficie de casi una hectárea, computando los espacios de accesos. Dispone de 336 columnas de mármol blanco, reaprovechadas, con capiteles corintios en su mayoría y algunos dóricos, repartidas en 12 filas de 28 columnas cada una, de 9 mt de altura. 

La estructura de vanos bidireccionales, conforma una cuadrícula de 4,80 mt x 4,80 mt de separación, en la que descargan arcos de medio punto en ladrillo visto, atirantados para su debido arriostramiento, y techumbre estructural de bovédas de arista, también ejecutadas en ladrillo sin revestimiento. 

Las columnas se levantan sobre una lámina de agua, que hoy día hace de espejo, produciendo una sensación mágica, gracias a los reflejos y a la acertada iluminación.
Dado que soportan un importante tramo de ciudad, incluidas calles, su profundidad supera los 10 mt, respecto a la cota del exterior.


Planta de la Basílica Cisterna. Fuente: Aytur Tiristik Yayincilik. Autor: Z.Cevdet Akgül

Cerca del fondo se puede ver un muro quebrado de aproximadamente 40 mt x 30 mt, que se levantó por seguridad, para soportar el peso de la cisterna y de la calle superior, ocultando otras 40 columnas, que no no se pueden ver en el recorrido interno.

Las pasarelas de visita flotan a escasa altura, facilitando la visita a una distancia y escala adecuadas para poder admirar el efecto del espacio reflejado, pudiendo asimismo contemplar los numerosos peces existentes.
Es realmente fantástico...


Basílica Cisterna. Foto: Nacho SM
Basílica Cisterna. Foto: Nacho SM
Basílica Cisterna. Foto: Nacho SM

Podría hacer cientos de fotos, pues el espacio es tan sobrecogedor y misterioso, que el conjunto puede siempre sobre el detalle. Cuando nos alejamos del área de accesos y nos adentramos en las zonas más profundas, el silencio solo se rompe con el sonido del goteo del agua, cuyos ecos se repiten en reverberación infinita a través de esta gigantesca Sala Hipóstila, de este grandioso Templo del Agua.


Basílica Cisterna. Fotos: Nacho SM

En una estancia lateral al Noroeste, y en una cota más baja, se pueden ver dos gigantes cabezas de Medusa, reaprovechadas de otros edificios romanos, quizás del Oráculo de Apolo en Didyma, al que dediqué el último reportaje del blog "...entre la 42 y la Quinta", titulado: " Las escaleras del Didymaion"

Medusa invertida. Basílica Cisterna. Fotos: Nacho SM

Tienen como particularidad que una de ellas está boca abajo y la otra asentada de lado. Quizás su colocación expresa tenga que ver con el mito de transformar en piedra a quien la mire de frente, o que se escondía en los palacios para espantar a los malos espíritus. 

Cuentan allí que el goteo del agua en la Cisterna, al tener una cierta musicalidad, es el murmullo o eco de los cantos de Medusa que vienen desde las oscuras profundidades de la Cisterna creando una atmósfera llena de misterio. 

Como siempre, la mitología griega nos entrega hermosas historias que han conformado nuestra cultura mediterránea.


Medusa tumbada. Basílica Cisterna. Fotos: Nacho SM

Qué sugerente es la historia de Medusa, la única mortal de las tres Gorgonas, cuyo pelo Atenea transformó en serpientes... y su trágico final bajo la espada de Perseo... 
Son historias que adquieren otra dimensión temporal, cuando las cuentas en una terraza con vistas al Bósforo, por la noche y tomando una copa ...

La Cisterna estuvo funcionando hasta la dominación otomana del s.XIV, quedando abandonadas y en desuso. Dos siglos después el viajero alemán Petrus Gylluis las exploró, internándose peligrosamente en ellas, al estar inundadas. Posteriormente otros intrépidos aventureros las exploraron, pero no fue hasta 1985 cuando se iniciaron los dragados, vaciados, limpiezas y restauraciones.


Basílica Cisterna y Columna de Teodosio. Fotos: Nacho SM

Y entre el bosque de columnas, reflejos y contraluces rojizos, aparece de repente una columna diferente a todas las demás. 

Dicen unas versiones que está cincelada con relieves de ojos de pavo... otras que son las lágrimas en memoria de los cientos de esclavos que murieron en su construcción, pero en realidad se trata de una de las Columnas del Arco de Triunfo de Teodosio, del Forum Tauri, situadas frente a la Universidad, que vimos al principio de nuestro paseo, y que a falta de mejor interpretación son la reproducción de la maza de madera del héroe Hércules.


Columna de Teodosio. Fotos: Nacho SM

La columna llama poderosamente la atención por su tono verdoso, debido al moho que ha ido formando la pátina biogénica. Al igual que sucede en otra columna de la vecina Iglesia de Santa Sofía, tiene propiedades apotropaicas. Para activarlas hay que proceder a un ritual en el que hay que hacer girar la mano 360º a modo de compás con el dedo anular apoyado en el centro de un ojo de pavo, teniendo inmediatos efectos sobre la salud, el amor, etc.. Y para ello hay que esperar largas colas, con la gente haciéndose la oportuna fotografía de recuerdo, o el selfie de turno...


Columna de Teodosio. Fotos: Nacho SM

La columna, al igual que su homóloga de Santa Sofía, está mojada siempre, pero en la Cisterna será debido seguramente a alguna filtración puntual procedente de los techos. 
Es la única que está permanente mojada, por eso dicen que es "la columna que llora".


El autor en Columna que llora. Foto: Lola Martínez

Camino de la salida nos encontramos con un pequeño pero variado shopping  en el equivalente al atrio de la basílica, donde se situan las escaleras de bajada y las de subida, que son diferentes y salen a distintas calles. Y, evidentemente, no podemos olvidar que estamos en Estambul, la ciudad donde se vende de todo y en todos los sitios, de lo que puedo dar fe...


Accesos Basilica Cisterna. Foto: Nacho SM
Salida Basilica Cisterna. Foto: Nacho SM
Vista de la Basilica Cisterna desde la escalera de salida. Foto: Nacho SM

La calle nos devuelve a la realidad, del asfixiante calor de Estambul. Parece mentira que debajo de este trozo de ciudad se encuentre uno de los espacios más refrescantes, húmedos, misteriosos, mágicos e increíbles de la vieja Constantinopla...
 
Salida de la Basilica Cisterna. Foto: Nacho SM

Muy próximo a la salida de la Cisterna Basílica, se encuentra el Museo Arqueológico de Estambul. Alberga una de las mejores colecciones mundiales de restos del mundo antiguo en Asia Menor, pero también es una joya de la arquitectura: " Çinili Kösk", más conocido como el Pabellón de la Baldosa, y sus jardines laterales repletos de ruinas griegas y romanas, un jardín romántico, un refugio íntimo donde me gusta sentarme a reflexionar en soledad y disfrutar del silencio, los días que estoy en Estambul.


Jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM
Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM


El edificio me parece magnífico, sobrio, imponente, por no decir que es el que más me gusta de Estambul y uno de mis preferidos del mundo. Es el edificio civil más antiguo de Turquía, pues fue la primera residencia del Sultán Mehmet II "el Conquistador", construido en 1457. Construido en piedra y ladrillo, y revestido con azulejos de cerámica de Iznik, la antigua Nicea, en colores azul oscuro y turquesa, su estilo es claramente oriental, con influencias de la arquitectura palacial de Isfahan y de Samarcanda, cuyos ejemplos algún día analizaremos. 

Tiene planta en cruz griega, con dependencias en las cuatro esquinas que se reflejan al exterior en muros ciegos de ladrillo, y tres plantas. Al exterior ofrece en su fachada principal un pórtico terraza con esbeltas columnas poligonales, en el mejor estilo parsi safávida de Isfahan y baranda de piedra. Se accede desde otro pórtico menor, a nivel de jardín, con los accesos ocultos tras el muro central. La entrada principal reproduce un Iwan clásico de las mezquitas persas, en arco apuntado, con una rica ornamentación cerámica en colores azules.


Detalle de fachada principal del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM
Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM

El edificio muestra un dominio de la geometría y de las proporciones, aplicadas a la arquitectura civil residencial, como solo lo sabían hacer los maestros arquitectos parsis, y la escuela otomana de los anteriores a Mimar Sinan, el gran Arquitecto de Estambul. El contenido de este este edificio Museo, muestra auténticas joyas de la Historia, no solo de artes manuales islámicas, también entre ellas el documento original del Tratado de Paz de la Batalla de Kadesh, suscrito entre el Faraón Ramsés II y el rey Hitita Hattusili III.

Entrada a los jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM
Jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM
Jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM

Es una delicia pasear por este jardín. Está fresco y a la sombra. no hay nadie, y hay un silencio absoluto, tan solo roto por el piar de algún pájaro, de vez en cuando. Es como estar fuera del tiempo, sin saber ni donde ni cuando ...
¿Pero, mira a quién tenemos ahí escondida...?


Medusa en los jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM
Medusa en los jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM

Nuestra amiga Medusa duerme ya el sueño de la eternidad, pasó de proteger el Didymaion a servir de base de algunas de las columnas de la Cisterna Basílica, y de allí a los jardines del Museo Arqueológico. Es omnipresente y entrañable. Dicen que, en realidad, estaba enamorada de Perseo y ese fue su gran error, porque Atenea era de armas tomar, y no andaba con tonterías, y a la mínima le cambió los pelos de la cabeza por serpientes. 
Cosas del amor y los celos...

Me sentaré en esa mesa a descansar un rato, antes de entrar en el Arqueológico, visita que me llevará el resto de la mañana, incluso yendo rápido. Tengo que mirar el esquema del Museo para localizar en la zona de Roma el otro trozo de columna que queda del Arco de Triunfo de Teodosio, de "las columnas que lloran", y  que sé que está aquí... 

Pero antes disfrutaré tranquilamente de esta agradable sombra entre estas magníficas ruinas, pensaré en Medusa, y en donde comer algo luego cuando salga ... y también a quién le regalaré los calcetines de Lacoste y los calzoncillos de Hugo Boss que le compre al bueno de Selim, jajaja ... 

Por donde andará ahora?...
Sin darme cuenta estaba riéndome solo, y a carcajadas...
Definitivamente, me encanta Estambul ...


Jardines del Pabellón de la Baldosa. Foto: Nacho SM